Precauciones a la hora de practicar deporte en invierno y II

Si ayer hacíamos hincapié a los beneficios que conlleva practicar deporte en invierno, hoy hablaremos básicamente de las precauciones que debemos tener a la hora de practicar deporte en invierno en sí mismas.

Precauciones a la hora de practicar deporte en invierno

Cuidado con la hipotermia

El principal riesgo del ejercicio outdoor es la hipotermia. Hablamos de hipotermia cuando la temperatura corporal se desploma por debajo de los 36ºC. Esto puede estar provocado por una exposición prolongada al frío o porque el exceso de ejercicio impida al cuerpo compensar la diferencia de temperatura con el exterior. Debemos estar atentos a síntomas como mareos, falta de coordinación o problemas al hablar para restituir el cuerpo a una temperatura normal antes de sufrir perores consecuencias.
Si no estás acostumbrado mejor dentro del gimnasio

Si se trata de la primera vez que practicamos ejercicio con una asiduidad diaria, lo mejor es escoger actividades de interior. Unas temperaturas demasiado bajas pueden resultar demasiado duras para quienes empiezan a adquirir una rutina de entrenamiento. La recomendación de los profesionales, a la hora de practicar deporte en invierno, se centra en dejar el deporte outdoor para quienes tienen experiencia previa y una buena progresión en su entrenamiento.

Dos capas de ropa mejor que cinco

En cuanto a la vestimenta, la opción de colocarnos demasiada ropa no es la más adecuada ya que nos puede molestar una vez hayamos calentado. Se aconseja, al practicar deporte en invierno, emplear tejido sintético, especialmente en la primera capa. Sobre esta la mejor opción es colocar lana o forro polar, pero no algodón.

Para los no iniciados, el algodón absorbe muy fácilmente la humedad. Esto se traduce en tejidos empapados en sudor que, al enfriarse, reducen el calor corporal dándonos una mayor sensación de frío y malestar.

Hidratación continua

Aunque la tendencia es relacionar la importancia de la hidratación con el calor, también es muy importante mantenerse bien hidratado en invierno. El esfuerzo extra genera una importante pérdida de agua que se debe compensar para evitar la aparición de la fatiga y la reducción del rendimiento.
Si padeces alguna enfermedad acude al médico

Merecen una mención especial los enfermos de asma y quienes padecen enfermedades del corazón. El frío extremo puede desencadenar ataques de asma y dificultar la circulación en las personas con dolencias diagnosticadas. En estos casos es mejor practicar deporte en invierno bajo techo. Se aconseja a estas personas contar con la supervisión de expertos para el desarrollo de su entrenamiento personal.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.