Salud íntima

Mantener en un buen estado nuestra salud íntima es de vital importancia para sentirnos bien con nosotros mismos. A lo largo de los años, y por diversos motivos, pueden aparecer diferentes molestias, como por ejemplo, sequedad, deterioro de las mucosas, cambios en el tamaño de la próstata, entre otros. Estos síntomas pueden dificultar nuestra vida diaria, provocando malestar e inseguridades.