Consejos útiles para quienes no pueden dormir de noche

Consejos útiles para quienes no pueden dormir de noche

Cuántas veces no te ha ocurrido esto: Resulta que te cuesta despegarte de la cama por la mañana, mueres de sueño y agotamiento desde el mediodía hasta entrada la tarde y luego, cuando empieza a anochecer, te sientes revitalizado y por supuesto sin el más mínimo de deseo de ir a la cama. Aunque no te estas convirtiendo en vampiro, definitivamente algo te pasa. Eso es que has roto por completo tu ciclo normal de sueño. Para volver a dormir de noche y rendir en el día como es necesario, sigue estas sencillas recomendaciones. Dejarás tus costumbres vampíricas enseguida.

Relájate

Todo este lío empezó seguramente con una noche en la que estabas demasiado tenso para poder dormir. Esto te provocó insomnio momentáneo durante toda la noche, pero como al día siguiente debías levantarte a las 5 de la mañana, no te quedó otra opción más que sufrir hasta las cuatro de las tarde en que regresaste a casa dispuesto a tomar una siesta que se alargó hasta la 1 de la mañana. Luego el ciclo se repite. Ya no puedes dormir toda la noche pero después, cuando estas en plena jornada de trabajo, mueres de cansancio.

Para no perder el rumbo, volveremos al principio: Relájate en la tarde para que puedas dormir de noche como deberías hacerlo. Prueba con hierbas naturales como la valeriana y la pasiflora, que te calman y prepararan para dormir sin causar adicción ni abotagamiento al despertar.

Practica la disciplina

Procura poner tu despertador siempre a la misma hora inclusive en vacaciones y fines de semana y haz lo posible por relajarte con calma desde la tarde-noche e ir a la cama también a la misma hora. Esto hará que su cuerpo se habitué a esa rutina y que sea siempre capaz de dormir de noche y estar alerta en el día.

Resiste un poco

Si ya te desajustaste por competo y ahora vives en un círculo vicioso como el que describimos arriba que ya parece perpetuo, haz lo posible por dejar  de dormir en el día o, al menos, de reducir las siestas tanto como puedas. Ayúdate tomando un multivitamínico que te dé energía y alimentándote sanamente evitando los estimulantes como el alcohol, el café y el tabaco. Con un par de días que logres evitar las siestas volverás a dormir de noche como si nada hubiera ocurrido.

Imagen cortesía de https://psynthesis.files.wordpress.com. Todos los derechos reservados.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.