aftas bucales

Qué son y por qué se producen las aftas bucales

Cerca de un tercio de las personas han tenido alguna vez una pequeña lesión en la zona bucal. Las aftas, junto con la caries, son uno de los problemas más comunes en toda la población mundial. Aquí te explicamos qué son y por qué se producen las aftas bucales.

Definición de afta

Las aftas son lesiones o irritaciones que se producen dentro y fuera de la boca, causando molestias de diferentes grados. Existen muchos tipos de llagas. Por eso es importante saber diferenciarlas, con el fin de elegir el mejor remedio para cada una de ellas.

Un afta es una pequeña inflamación blanquecida que se encuentra rodeada por una zona enrojecida por la irritación. Estas heridas en la boca suelen confundirse fácilmente con el herpes labial, a diferencia de que las aftas bucales no son contagiosas. Las aftas suelen ser más propensas a aparecer dentro de la boca, aunque alguna vez pueden surgir en la zona exterior.

Causas de las aftas bucales

Aquí los expertos no se ponen de acuerdo, así que no podemos asegurar al 100% la causa o causas que provocan las aftas bucales. La mayoría de profesionales apuntan como causantes de las mismas a:

  1. Virus o bacterias.
  2. Sistema inmunitario débil.
  3. El estrés y la ansiedad.
  4. La adicción al tabaco.
  5. Cambios hormonales.
  6. Deficiencia de hierro.
  7. Alergias aún no diagnosticadas.

Cómo prevenir las aftas bucales

Si eres propenso a tener este tipo de irritaciones bucales te sugerimos una serie de pautas para evitar su aparición:

  • Mantén una higiene bucal adecuada. Es importante que te laves los dientes después de cada comida y que uses enjuagues antisépticos para mantener tu boca sana y libre de bacterias. Los enjuagues bucales con agua y sal son muy efectivos.
  • Sigue una dieta variada. La buena alimentación es la base de un cuerpo saludable. Sigue una dieta baja en grasas, pero rica en frutas y verduras. Introduce en tus comidas alimentos ricos en vitamina C y omega-3. Muchas aftas bucales se producen por una dieta baja en hierro, vitaminas y minerales. Evita los alimentos picantes, excesivamente condimentados o ácidos.
  • Evita las comidas muy calientes. Si tomas bebidas o comidas excesivamente calientes puedes dañar la piel de la boca haciendo que esta sea más propensa a la irritación y la infección. Procura tomar las cosas más bien templadas para no «abrasar» la zona bucal.
  • Reduce el estrés. Haz ejercicios de yoga y meditación para aprender a relajarte y llevar una vida mucho más tranquila. Recuerda que el estrés es uno de los motivos por los que pueden aparecer las aftas bucales.
Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.