fbpx
alergia al sol y granitos

Alergia al sol y granitos: qué son y cómo quitarlos

La alergia al sol y granitos están estrechamente vinculados. De hecho, la aparición de granitos blancos y el típico sarpullido cutáneo pueden resultar ser un claro síntoma de la coloquialmente denominada alergia solar o erupción polimorfa lumínica, su forma más común.

 ¿Cómo son los granitos de alergia al sol?

 En primer lugar, es importante distinguir si los granitos que te han salido son causados por alergia al sol o son otro tipo de granitos que puedan haber aparecido en tu piel producidos por otro tipo de patología.

Si te has expuesto al sol, tu piel se ha enrojecido y te han aparecido rápidamente –instantáneamente o de forma progresiva a lo largo de las 12 horas posteriores a la exposición-, granitos y sarpullidos, pápulas y erupciones que te pican, entonces posiblemente tienes alergia al sol, también denominada lucite.

Estas lesiones únicamente te van a aparecer en las partes de tu piel que han sido expuestas al sol, en ningún caso en las que no lo estaban. Y lo más frecuente es que aparezcan los molestos y antiestéticos granitos.

Si, aun así, no tienes claro cómo son los granitos por alergia al sol podrás encontrar numerosas fotos en Google que te ayudarán a identificarlos.

 ¿Cómo quitar los granitos por alergia al sol?

 Lo primero que se debe hacer es prevenir; es decir, evitar que aparezca la alergia al sol y los granitos que son consecuencia de la misma. Para ello es recomendable dosificar tu exposición solar, tanto en relación a los minutos que pasas tomando el sol como también a las horas durante las cuales lo haces, evitando las fases del día durante las cuales el sol ‘pica’ más fuerte.

Al margen de esto, es imprescindible el uso de una buena crema solar y muy recomendable que utilices un fotoprotector oral de calidad, un complemento alimenticio como Oliovita Protect que no únicamente proteja tu piel del sol sino que, además, también la nutra, hidrate y repare, evitando la aparición de los inoportunos granitos por alergia al sol.

 Tratamientos para quitar los granitos por alergia al sol

 Si has seguido leyendo el post hasta este punto, seguramente es porque no has sido previsora y tienes medio cuerpo lleno de granitos por alergia solar. No te preocupes, tu problema tiene solución.

Si no has tomado las medidas de prevención adecuadas y han aparecido granitos en tu piel –particularmente en el escote, cuello hombros y piernas-, puedes optar por dos tipos de tratamiento: el natural o los antihistamínicos.

El tratamiento natural combina el uso de aceites esenciales con jabones naturales específicamente formulados para combatir la sequedad cutánea. Es también muy recomendable potenciar sus efectos reparadores con complementos alimenticios que reparen y nutran tu piel como Oliovita Protect.

La otra solución pasa por el uso de antihistamínicos, siempre bajo la supervisión de un profesional cualificado, si puede ser un dermatólogo.

En ambos casos, si queremos hacer desaparecer los granitos por alergia al sol de la forma más rápida posible, independientemente del tipo de tratamiento por el que optemos, en ningún caso debemos exponer nuevamente las zonas afectadas a los rayos solares. En este sentido, se recomienda el uso de ropa de algodón que cubra completamente las zonas de la piel en las que se encuentran los granitos.

Pero lo más importante es prevenir antes que curar, así que durante los meses de más exposición solar, asegúrate de proteger tu piel desde el interior.

 

Comparte:

Deja una respuesta

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.