Cómo afecta el sol a la piel

Cómo afecta el sol a la piel

A casi todo el mundo nos gusta el sol. De hecho, nuestro cuerpo ha sido diseñado para poder aprovechar los rayos solares. Sin embargo, no hay nada como conocer toda la información para ser conscientes de sus peligros. Así es cómo afecta el sol a la piel.

Tipos de rayos solares

La luz solar viaja hasta nosotros en forma de rayos u ondas. Tenemos dos tipos:

  • Ondas largas: son menos peligrosos para las personas y reciben el nombre de rayos UVA.
  • Ondas cortas: son los rayos que afectan más a la piel y se les conoce como rayos UVB. El exceso de exposición a este tipo de ondas sin protección puede producir quemaduras y riesgo de cáncer de piel.

Cómo afecta el sol a la piel: efectos

Cuando nos tumbamos al sol solo pensamos en ponernos morenos, sin darnos cuenta de cómo los rayos solares penetran en las diferentes capas de la piel. Pero queremos saber cómo afecta el sol a la piel y a sus diferentes capas.

  1. Los rayos UVA penetran sobre la epidermis, que es la capa más exterior de la piel y llegando hasta la dermis. Aunque penetran más profundamente en la piel éstos no son tan dañinos como las ondas más cortas. Los rayos UVA son los responsables de que nuestra piel pierda colágeno y elasticidad. Es decir, las culpables del envejecimiento prematuro.
  2. Los rayos UVB penetran en la epidermis produciendo quemaduras y hasta lesiones en el ADN, responsables de la aparición de células cancerígenas.

Como vemos los dos tipos de ondas son perjudiciales para nuestra salud. Por este motivo, es importante concienciarse de tomar el sol siempre con la protección solar adecuada.

¿Por qué no me bronceo?

El moreno es la señal visible de la lucha que mantiene nuestra piel frente a los rayos solares. Si no te bronceas es que tu piel tiene pocas defensas contra el sol. Por eso las pieles claras necesitan cremas solares con protección mucho más alta.

No obstante, aunque seas de piel morena no te confíes, ya que, como hemos visto, los daños del sol pueden ser más profundos e invisibles. Todas las personas deberían tomar el sol siempre con protección.

La importancia de la protección solar

Las cremas solares están compuestas de ciertas sustancias químicas diseñadas para ejercer de barrera frente a los rayos UVA y UVB. Además, estas lociones contienen ingredientes hidratantes y nutritivos para ayudar a la piel a recuperarse de la exposición solar.

El número que acompaña a la crema protectora significa el tiempo que la piel aguantará sin quemarse, multiplicando así, su protección frente al sol. Por eso, si tienes la piel clara necesitarás un factor muy elevado porque tu tipo de piel es de los que menos tiempo aguantan al sol sin quemarse.

Por este motivo, es importante aplicarse la protección solar una media hora de ponerse al sol. Porque, de esta manera, le damos tiempo a la crema de penetrar hacia todas las capas de la piel para que ninguna de ellas salga dañada por el efecto de los rayos solares.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.