Una carrera de emergencia: problemas digestivos en los niños

Una carrera de emergencia: problemas digestivos en los niños

Los cólicos, dolores de estómagos, diarreas, vómitos, la deshidratación e inapetencia que causan los problemas digestivos en los niños se vuelven una carrera de emergencia por querer atacar prontamente cada una de estas afecciones que descompensan el peso y la salud de los más pequeños de la casa. ¿Quieres conocer unos aliados efectivos para estos momentos?

Problemas digestivos en los niños ¿Cómo prevenirlos?

Aunque pareciera ser una misión imposible prevenir problemas digestivos en los niños, porque éstos suelen jugar y recoger en sus manos toda la suciedad y con ellos la cantidad de gérmenes y bacterias suficientes para propiciar episodios de diarrea y cólicos, se debe empezar una campaña sobre hábitos de higiene. Ese sería el primer paso en la prevención de esta clase de afecciones. Otra forma de prevenirlos es optimizando el sistema inmunológico de los niños para que no se vean tan afectados frente a cuadros virales de vómitos y diarreas muy comunes en los cuidados diarios, escuelas y guarderías.

Aliados efectivos

Una vez que notes la presencia de un cambio en la flora intestinal de tus hijos, bien sea por el aumento en la cantidad de veces que van al baño, por la consistencia de las heces o el olor de las flatulencias, existen alimentos que ayudan a reconstituir el sistema digestivo. Entre ellos están:

Las zanahorias: Realizar caldos de pollo (o bases) y agregar zanahorias ayuda enormemente a la flora intestinal.

El arroz: tostar arroz, agregarle agua y ofrecerle el agua de arroz tostado aliviará los síntomas en el caso de vómitos y diarreas.

El agua de Coco: estamos hablando del agua de coco verde, éste es un suelo natural altamente efectivo para combatir la deshidratación causada por el número de veces que los niños han vomitado y evacuado.

Complementos: los  complementos alimenticios que mantengan el PH intestinal del niño se pueden utilizar antes de presentar un cuadro digestivo, adicionándolos a la dieta diaria y evitando a futuro problemas digestivos en los niños.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.