fbpx
Dra Laura Cortés Ginecóloga Entrevista Vitae Talks

Dra. Laura Cortés: “La psiconeuroinmunoendocrinología me ha cambiado la vida para siempre”

En VitaeTalks damos voz a profesionales de referencia del mundo de la salud y la nutrición con el objetivo de promover un estilo de vida saludable. En esta ocasión, te presentamos el resumen del encuentro que mantuvimos con la Dra. Laura Cortés, ginecóloga en la Corachan y la Clínica Planas y especialista en psiconeuroinmunoendocrinología.

ESCUCHA EL PODCAST

Beneficios del espino amarillo en la medicina regenerativa

¿Qué es la psiconeuroinmunoendocrinología y cómo influyen tus conocimientos en esta disciplina, así como en endocrinología, en la obtención de una visión más integrativa del paciente ginecológico?

Ante todo, la base está en la forma en que entendemos la medicina y sus subespecialidades. El componente neuroendocrino se asocia al componente hormonal, sin menospreciar el componente inmunológico, el cual está unido al componente emocional que ‘baña’ todo nuestro organismo. Al final, se trata de entender que somos un conjunto. Muchos pacientes llegan con una multitud de síntomas, pero cuando se empieza a indagar un poco, se descubre que el origen es común.

Entonces, es una manera de entender la medicina del paciente como un ‘todo’. Entiendo que esto cambia radicalmente la manera de diagnosticar y tratar a los pacientes…

La psiconeuroinmunoendocrinología hace al paciente muy partícipe de su propia salud, en el sentido de que lo empodera para hacerse responsable de los cambios que puedan producirse en su salud en términos positivos. Para mí, una de las claves está en la práctica de una medicina de prevención, en promover la salud y en la generación de buenos hábitos para que todos estos ejes que te he comentado estén alineados y en sintonía. Y, en caso de que haya enfermedad, lógicamente, restablecer la salud, que al final es lo que todos queremos.

Muchas veces, cuando hemos hablado, me has comentado que esto ha sido como un antes y un después en tu carrera profesional. ¿Qué te ha aportado la psiconeuroinmunoendocrinología?

Me ha cambiado la vida para siempre. He entendido de verdad cómo funcionamos por dentro, la fisiología del cuerpo humano. Ahora gestiono y trato a los pacientes de una manera completamente diferente. Ha representado un antes y un después en mi carrera profesional. La clave es ir más allá de los síntomas y buscar el origen o los orígenes del problema. Y cuando se localiza, se ataca. Es entonces cuando ves que los pacientes realmente mejoran. Y eso es realmente muy gratificante. Esto te obliga a estudiar constantemente y a introducirme en un mundo que, hasta hace relativamente poco, era desconocido para mí. Realmente me ha cambiado la manera de entender las enfermedades y a los pacientes, y también de gestionar los tratamientos.

¿Cómo han influido estos nuevos conocimientos médicos en tu día a día?

En mi actividad cotidiana como ginecóloga, he introducido nuevos conceptos y al evaluar a las pacientes, planteo preguntas que muchos de mis compañeros no hacen. Esto ha cambiado mi forma de trabajar y ya no la concibo de otra manera. Este tipo de medicina se fundamenta en la promoción de la salud y requiere una gran implicación por parte del paciente.

Es cierto que para problemas como la ausencia o irregularidad en el ciclo menstrual, sangrado abundante o dolor, a menudo se recetan anticonceptivos de inmediato, y muchas veces esto puede no ser lo más adecuado.

Creo que, en ocasiones, estamos simplemente «parcheando» estos problemas y la paciente mejora ligeramente. No me parece del todo mal si se considera como una solución temporal mientras se busca una solución definitiva al problema. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos «parches» no constituyen el tratamiento más óptimo para la paciente. Cada paciente tiene necesidades diferentes, ya que pueden estar enfrentando enfermedades o problemas distintos. Por lo tanto, tratarlos a todos con la misma pastilla no es lo más adecuado.

En esto coincides plenamente con Vitae, que promueve que el paciente se haga también responsable de su salud mejorando el estilo de vida y sus hábitos…

Y también los pensamientos, la alimentación, el ejercicio…son pilares fundamentales. Y tener en cuenta la etapa de la vida de la paciente. Las necesidades que tiene una chica que se inicia en las relaciones o que empiece a tener sus primeras reglas no van a ser las mismas que la chica que entra en menopausia.

El proceso de la menopausia puede llegar a ser patológico en el sentido de que puede mermar muchísimo la calidad de vida. Creo que no es correcto evaluar la menopausia como algo fisiológico que puede resolverse con soluciones simples. Creo que es un periodo muy vulnerable de la mujer y que como mejor llegues a la menopausia, mejor vas a transitar por este periodo.

Entiendo que llegar ‘bien’ a la menopausia implica tener un sistema inmune fuerte, tener menos inflamación, un sistema hormonal en buen estado, actividad física regular…¿entiendo que todas estas circunstancias conjuntamente van a permitir llevar la menopausia mejor?

Exacto, en este sentido la medicina integrativa debe combinarse con un estilo de vida saludable y es importante que sean las que se involucren en este proceso. Es importante que las pacientes vengan a buscarte a ti, no tú a ellas…porque al final lo que quieres es esto, conseguir que se involucren y se impliquen en su proceso de salud.

Hemos hablado de la menopausia pero ¿qué otras etapas consideras cruciales para mantener la buena salud ginecológica?

Yo creo que todas, pero un ejemplo claro puede ser una chica que empieza a tener la regla. Siempre digo lo mismo, la regla no tiene que doler. Si existe dolor, deberemos determinar el origen de esa inflamación que casi siempre es intestinal. Y vamos a intentar cambiar los hábitos de vida, mirando cómo está la microbiota intestinal para bajar esa inflamación. Porque probablemente reduciendo la inflamación vamos a mejorar los dolores de regla y vamos a mejorar tu estado de salud.

¿Qué le recomendarías a una mujer en periodo fértil que quiera quedarse embarazada y esté teniendo algunos problemas?

Una mujer en periodo fértil debería estar muy pendiente de tener un buen estado de salud para optimizar las opciones de embarazo. En este sentido, es fundamental poner el foco en el entorno.

¿Cuáles son las patologías que más ves en tu consulta? ¿Y qué tipo de mujeres ves más y en qué período?

Veo chicas jóvenes y mediana edad. Y como hago mucha medicina integrativa cada vez recibo a mujeres mayores. En términos generales, todas las mujeres pueden necesitar algún tipo de apoyo en muchos periodos de su vida. Y creo que podemos hacer muchísimo más de lo que estamos haciendo por mejorar la salud de las mujeres. Muchas vienen buscando una profesional con un perfil más integrativo y no les vale que les receten lo mismo que les recetan otros profesionales compañeros. Veo muchísimas mujeres que tienen endometriosis y en estos casos creo que les podemos ayudar desde diferentes puntos de vista porque al final no deja de ser una enfermedad inflamatoria e inmunológica. Reduciendo la inflamación seguro que mejoraremos su situación y calidad de vida. También veo pacientes con ovarios poliquísticos, mujeres a las que no les viene la regla y muchos tipos de pacientes más. Al final, una de las claves es escuchar un poco al cuerpo porque muchas veces los problemas vienen por cuestiones de energía. También veo muchísima infertilidad que podría tener un origen en el componente inflamatorio. Y muchamujer menopáusica que tiene muchos sofocos y fatiga.

¿En qué sentidos los niveles de energía son importantes?

Por ejemplo, el embarazo consume muchísima energía a la mujer. El cuerpo tiene que asegurarse que si hay un embarazo se va a haber suficiente suministro energético para poder hacerle frente con éxito.

¿Cuáles son los motivos por los cuales pueden haber problemas de falta de energía?

Puede deberse a un trastorno de la conducta alimentaria. O por virus que pueden hacer que el sistema inmune esté consumiendo toda esa energía y que no quede energía suficiente para ovular.

¿Qué opinas sobre la prescripción de anticonceptivos para tratar determinadas patologías?

En primer lugar, debemos determinar qué le está pasando a esta a esta chica. Diagnostico muchas infecciones vaginales y cistitis de repetición. También problemas con las mucosas. La mucosa oral, digestiva, urinaria, y vaginal están conectadas por el sistema de una mucosa intestinal.

Entonces si tienes una infección vaginal recurrente puede ser importante mirar el resto de mucosas, ¿no?

Sí, puede ser que tratándolas el problema mejore.

¿En qué consiste esta medicina regenerativa?

Es una medicina multidisciplinar focalizada en restablecer la función de los tejidos dañados. Rl objetivo como su nombre indica es regenerar pero yo lo hago desde un punto de vista integrativo. Porque si yo sé que es una enfermedad autoinmune, no únicamente quiero regenerar y que tenga mayor confort sino que tengo que mejorar desde dentro.

¿Cómo se puede aplicar la medicina regenerativa en casos por ejemplo de sequedad vaginal?

En casos de pacientes con una sequedad vaginal muy marcada, resulta muy difícil mejorar un tejido si no está previamente hidratado. En este sentido, OlioVita es un producto realmente eficaz. El aceite de espino amarillo mejora las mucosas y su correcta hidratación. Y luego a lo mejor les hago un láser, que mejora también la mucosa y promueve la generación de colágeno.

Claro, integras diferentes terapias y ahí juegan un papel importante los complementos alimenticios. ¿Qué resultados has conseguido con el espino amarillo, por ejemplo?

Estoy encantada…si no fuera así no lo diría. Si todas mis pacientes toman espino amarillo es por una razón muy sencilla: funciona. Si quieres mejorar las mucosas es fundamental porque la inflamación indica que las mucosas están alteradas. Ante este escenario, hay muchas maneras de gestionarlo y una de ellas es con espino amarillo. A nivel vulvovaginal es espectacular. Si quieres tratar con láser, radiofrecuencia o plasma rico en plaquetas vas a potenciar mucho más el efecto si tienes unas buenas mucosas. Por otro lado, en caso de incontinencia urinaria es conveniente mejorar el tono muscular de la zona pélvica y si yo tengo unos tejidos muy debilitados sí van a mejorar pero no voy a conseguir unos resultados óptimos. Si la paciente toma aceite de espino amarillo, mejoro la hidratación de las mucosas y me va a permitir trabajar mucho mejor.

Nosotros en Vitae trabajamos con aceite de espino amarillo sin carragenina ni carragenano. ¿Consideras que es importante de cara a ofrecer los mejores resultados a la usuaria?

Sí porque la carragenina o el carragenano pueden inflamar la mucosa, que es lo que debemos evitar.

A parte del espino amarillo, ¿hay algún otro complemento que utilices habitualmente?

El Omega 3 y el Omega 7 son fundamentales. Y también la Vitamina D es muy importante…de hecho a todas mis pacientes les mido análisis de Vitamina D. También suelo dar probióticos porque si tienes una buena microbiota también tienes unas buenas defensas.

Veo que practicas una medicina muy personalizada, a la medida de la paciente.

Es fundamental la personalización en la medicina contemporánea y es de agradecer que Vitae cree productos de calidad y naturales que contribuyen a la mejora de los pacientes. Realmente me facilitáis mucho el trabajo.

Comparte:

Deja una respuesta

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.