Dieta antiinflamatoria

Sobre la importancia de llevar una dieta antiinflamatoria

La lógica nos dice que todo aquello que está inflamado es visible y fácil de detectar, pero lo que hay que tener en cuenta es que hay dos tipos de inflamación, la que se ve y la que no se ve. La segunda es la que, de forma discreta y silenciosa, causa el envejecimiento prematuro, no solo de órganos como la piel, sino de nuestras células. Esto puede provocar fatiga, cansancio, dolores de cabeza, gases, malestar generalizado y otras enfermedades o patologías más graves.

¿Qué provoca la inflamación?

Hay varias factores que pueden provocar inflamación, como por ejemplo una dieta rica en grasas, lácteos, aceites hidrogenados, carnes rojas, azúcares, alimentos procesados, entre otros.

El alcohol, el tabaco, llevar una vida sedentaria, no dormir bien y el estrés, también provocan inflamación sistémica o lo que vulgarmente nombramos como aquella inflamación que no se ve.

Alimentos antiinflamatorios

Si lo que queremos es prevenir la inflamación deberíamos tener una dieta muy rica en vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y ácidos grasos. Hay muchos alimentos que tienen estas características, pero algunos de los más famosos son:

  • El ajo. Este alimento se ha utilizado desde tiempos remotos para combatir las diversas epidemias que ha sufrido la humanidad, como por ejemplo el tifus, el cólera, la gripe etc. Tiene propiedades antilipidemicas, antimicrobianas, anticancerígenas, entre muchas otras y, además, es un fantástico tónico para el organismo.
  • La granada. Uno de los ingredientes más antioxidantes que existen gracias a su gran cantidad de polifenoles.
  • La cúrcuma. Uno de sus componentes, la curcumina, tiene efectos muy beneficiosos para la salud, que van desde su poder analgésico hasta su poder antiinflamatorio.
  • Omega 3. Numerosos estudios corroboran su alto poder antiinflamatorio gracias a los efectos que sus componentes tienen sobre nuestro organismo.
  • Omega 7. Otro de los omegas muy beneficioso para la salud, especialmente bueno para la piel y las mucosas ayuda a mantenerlas en buen estado lo que se traduce en un bienestar generalizado.
  • Probióticos. La salud gastrointestinal es de vital importancia para el buen funcionamiento del cuerpo por lo que es muy necesario que le prestemos una atención especial. Al no tener una buena flora intestinal no digerimos bien los nutrientes y la comida y además se pueden fermentar restos de esta provocando un ambiente hostil.
  • Alga chlorella. Una de las algas con más propiedades para la salud gracias a sus múltiples compuestos: vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales, entre muchos más.

Consumir alimentos con propiedades antiinflamatorias nos ayudará a disfrutar de un mejor estado de salud a nivel global. Sin embargo, no todo  acaba con una buena dieta, el bienestar es la consecuencia distintos factores que hay que tener en cuenta, como por ejemplo, dormir bien, gestionar el estrés, tener tiempo para uno mismo, disfrutar de la vida, sonreir…en general, fluir e intentar cuidar de la mejor forma posible nuestro ser.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.