Reprográmate para ser feliz, adiós a los sentimientos de culpa

Cada individuo es un ser único, dentro de cada célula existe suficiente información genética con una especie de memoria latente, parte de la historia de la generación que nos precede, esto es una programación, en la cual están escondidas las piezas claves de nuestra personalidad, disposición a ciertas enfermedades, dones, talentos, y hasta la capacidad para sentir culpa. Si has sido criado en una familia en la cual la culpa ha sido un factor latente para formar tu carácter, aquí te planteamos cómo poder identificar este patrón y dejar de ser esclavos de la culpa, reprográmate para ser feliz y aleja los sentimientos de culpa.

La causa de los sentimientos de culpa

No está mal que nuestros padres nos hayan enseñado a sentir culpa, como seres sociales al equivocarnos debemos reconocer nuestro error, mostrar disposición a cambiar es lo más sano. Sin embargo, cuando nuestras decisiones de vida se ven sumergidas por la culpa, se altera la armonía de nuestras emociones. La necesidad crónica de cumplir con los parámetros establecidos por otras personas, por encajar, lejos de hacernos inmensamente felices, nos hace un gran daño emocional, y nuestro cuerpo empieza a reaccionar mandando señales de inconformidad a lo autoimpuesto, somos parte de una programación que fomenta los sentimientos de culpa.

Consejos para reconocer el exceso de sentimientos de culpa:

  1. Si la programación viene de familia, preguntemos a nuestros padres, si fueron muy duramente castigados desde niños, puede ser un patrón que se ha venido repitiendo generación tras generación.
  2. Autoevaluemos nuestra conducta, examinando con detalle qué decisiones hemos tomado y cuán diferentes hubiesen sido, si no hubiese existido el exceso de culpa.
  3. Reconozcamos que somos el resultado de nuestras creencias, y que podemos cambiarlas de forma positiva, reprogramarnos con nuevos hábitos, ya que cada día es una nueva oportunidad para ser feliz

Mantén la serenidad en tu vida con Calm-Tu, equilibra  los sentimientos de culpa y nutre tu cuerpo con el complemento alimenticio que te tranquiliza.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.