Razones por las que cuidar tus huesos y articulaciones

Gracias a ellos podemos movernos. Por ello, a medida que cumplimos años se vuelven cada vez más importantes. No es de extrañar que su cuidado sea fundamental para nuestra salud. Te mostramos las diferentes razones por las que cuidar tus huesos y articulaciones.

La salud de los huesos

Con la edad nuestro cuerpo envejece. Los huesos se hacen más débiles dando problemas derivados de enfermedades como la artritis, la osteoporosis, fracturas, etc. La importancia de cuidar nuestro sistema osteoarticular reside en una mejor calidad de vida.

Es importante que cuides tus huesos y articulaciones para evitar que surjan problemas en un futuro.

La importancia de la dieta

Somos lo que comemos. O, al menos, eso dicen. Incorpora en tu dieta más alimentos ricos en calcio. Tus huesos se alimentan de él para hacerse fuertes y resistentes. Incorpora en tu dieta productos lácteos (pueden ser descremados), verduras de hoja verde como el brócoli, la lechuga, las espinacas, las coles de Bruselas… También es importante el consumo de soja, cereales, zumos de frutas naturales como la naranja, etc.

Otra vitamina fundamental para la salud de tus huesos y articulaciones es la vitamina D. Toma el sol con precaución y sin excesos. Por otro lado, puedes consumir hígado de carne, yemas de huevo, atún, sardinas y quesos.

Otro consejo a tener en cuenta es aumentar tu consumo de potasio y reducir el sodio en tu dieta. Es decir, no uses mucha sal en tus comidas ya que tu densidad ósea puede resentirse. Para aumentar tu ingesta de potasio come plátanos, lentejas, melón, patatas al horno, etc.

Los enemigos de tus huesos

Existen hábitos que pueden ser muy perjudiciales para la salud de tus huesos y articulaciones. Es importante que no consumas alcohol en exceso. Él es el culpable de los huesos débiles propensos a las fracturas. Con el alcohol la densidad ósea disminuye.

Aleja también la cafeína de tu vida. Esta puede hacer que tus huesos pierdan calcio. Hoy en día, es fácil distinguir los productos que contienen este tipo de estimulante.

El deporte mal entendido puede perjudicar a tus huesos y articulaciones. Antes de comenzar cualquier entrenamiento consulta con tu médico para que determine qué tipo de ejercicios son los más adecuados para tu condición física. Si todo está correcto para la práctica de deporte escoge aquellos que te permitan desarrollar tu capacidad ósea como correr, caminar, bailar, el fútbol, el baloncesto, etc. En definitiva, huye de los deportes de alto impacto.

La importancia del descanso

Tu cuerpo necesita descansar. Permítele que lo haga uno o dos días a la semana. Las clases de yoga o los métodos de relajación son fundamentales para una buena salud ósea. No solo relajan nuestros músculos sino que los hacen más flexibles y resistentes. Ten en cuenta, que un exceso de ejercicio puede dañarte. En la vida todo debe tomarse en su justa medida.

Para que los años no te pesen estas son las razones para cuidar tus huesos y articulaciones de cara al futuro.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.