Miedo al bisturí: aprende a combartilos

Miedo al bisturí: aprende a combartilos

Las intervenciones quirúrgicas resultan particularmente importantes desde el punto de vista psicológico, el miedo al bisturí pueden desencadenar reacciones totalmente impredecibles. En la mayoría de los casos,  el paciente tiende a exagerar el peligro y retrasar operaciones que, en cambio, requerirían una pronta intervención.

La propia figura del cirujano se presenta en muchos casos como un elemento de temor o un elemento de autoridad que se le teme y admira al mismo tiempo, dado que se siempre se le atribuye un poder excepcional al tiempo que produce ciertas dudas que pretenden eliminarse sobre su capacidad

Sin embargo, son las anestesias las que quizás produzcan mayor temor por parte de un paciente, pues es elemento que produce mayor ansiedad, ya que evoca una sensación de vulnerabilidad. También se tiene el temor de  no despertar luego de la anestesia.

Según ciertos estudios las cirugías que más representa temor son las cirugías cardiacas. Según los estudios también revelan que otros factores como el sexo y la edad repercuten en las reacciones que se tengan sobre la operación, siendo incluso peligrosos.

Cabe la presentar al menos dos de las formas de reacciones psicológicas y como pueden combatirse:

La angustia preoperatoria

El paciente en esta fase tiende agravar los riesgos de la intervención, ya que teme que haya algún tipo de complicación mediante el proceso quirúrgico y en algunos casos la muerte. Para combatir este temor lo más relevante es tener una buena relación con el cirujano que lo vaya a atender.

Es importante tener como plena compresión de los procedimientos que se van a llevar a cabo de las modalidades y la finalidad final de la intervención. Siempre es aconsejable, en el caso de sujetos con algún trastorno psicológico, como ansiedad, neurosis o hipocondríacos, la intervención primaria de un psicólogo antes de la operación.

El miedo al bisturís luego de la operación

La ansiedad postoperatoria puede asumir varios aspectos que van desde la preocupación, pasando por delirios, hasta estados depresivo.

Este tipo de ansiedad postoperatoria varía enormemente de un individuo a otro. En aquellos casos en que se prolonga demasiado la sanación total de la operación. Es vital en este punto consultar no solo al médico tratante también es importante consultar con un psicólogo especialista en medicina psicosomáticas con el fin de pueda dar las recomendaciones más precisas para superar el posible trastorno.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.