El secreto para una piel perfecta es, ni más ni menos, que la hidratación (y protección)

Cremas, serums, mascarillas…hoy en día disponemos de mil cosméticos diferentes para todas y cada una de las necesidades de nuestra piel, pero da igual lo sofisticados y estupendos que estos sean, si no tenemos una buena base ‘’nuestro gozo en un pozo’’. ¿Y cuál es esta base? Tan sencillo como una buena hidratación. Si, como lo oyes, mantener la piel y las mucosas en buen estado nos proporciona más buena cara que cualquier otra cosa.

Mantener la piel hidratada es el primer paso para disfrutar de un aspecto magnífico, eso sí, siempre es mejor hacerlo desde dentro hacía fuera, es decir, no tenemos que olvidar que la piel tiene muchas capas, y todas y cada una de ellas son importantes.  Por ejemplo, aunque no se haga visible en el primer momento, si no protegemos la dermis de la forma adecuada cada día, con el paso del tiempo pueden aparecer las temidas, manchas, arrugas, sequedad y demás.

El segundo paso consiste en protegerla de todas las agresiones externas que sufre a lo largo del día, como por ejemplo, el sol y la contaminación.

¿Cómo puedo hidratar y proteger mi piel y mucosas de forma global?

Tal y como hemos dicho, hidratar nuestra piel desde el interior hacia el exterior es de vital importancia si queremos disfrutar de una piel saludable, por eso no basta con aplicarnos las cremas habituales. Lo ideal sería complementarlo con un nutricosmético que nos aporte ese plus de antioxidantes, hidratación y regeneración cutánea.

¡Y recordad! Sea cual sea vuestro tipo de piel, siempre tenemos que mantenerla hidratada, incluso las pieles grasas o con acné.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.