Grasas saludables

Grasas buenas para el organismo

Hoy en día todo aquello que contenga la palabra ‘’grasas’’ parece tener únicamente connotaciones negativas, pero nada más lejos de la realidad, ya que su consumo es muy necesario para nuestra salud. Para que todo funcione correctamente, su consumo debería representar entre un 25% y 30% como máximo de nuestras calorías diarias.

Las grasas y lípidos de la dieta son una de las fuentes principales de energía, pero dependiendo de la calidad de estas, las clasificaremos como más o menos saludables. También nos proporcionan ácidos grasos esenciales que no se pueden sintetizar en el organismo y nos ayudan a transportar las vitaminas liposolubles, o lo que es lo mismo, las vitaminas A, D, E y K.

Tipos de grasas

Podemos clasificar las grasas en distintas categorías:

  • Ácidos grasos saturados, que encontramos principalmente en los productos de origen animal como la carne y sus derivados y los lácteos, como el queso y la leche.
  • Ácidos grasos trans, que se encuentran de manera natural en la carne y la leche procedente de rumiantes y en productos prefabricados. Un consumo elevado puede tener efectos negativos en la salud cardiovascular y en otro tipo de patologías.
  • Ácidos grasos monoinsaturados, que podemos encontrar en una amplia gama de alimentos, como las aceitunas o el aguacate, los frutos secos, los aceites de semillas, carnes y productos lácteos. Suele ser el ácido graso más abundante en la dieta de la mayoría de la población. Este tipo de grasas ha creado a lo largo del tiempo mucha polémica sobre si su ingesta tiene beneficios para la salud o no.
  • Ácidos grasos poliinsaturados n-3 y n-6, o lo que es lo mismo, los famosos Omega 3 y 6. Podemos obtener los ácidos Omega 6 de fuentes alimentarias como las semillas, aceites y sus derivados, frutos secos y cereales integrales y los Omega 3 de alimentos como las semillas de lino, de chía, la soja, las nueces, el aceite de oliva, de pescados como el bacalao, el arenque, la caballa, el salmón salvaje o de piscifactoría, la sardina y el atún. Está constatado que su consumo tiene altos beneficios para la salud cerebral, entre otras, como por ejemplo la cardiovascular. Se recomienda consumir pescado al menos 3 veces por semana y dos de ellas en forma de pescado azul.
Grasas necesarias para la salud

Los hallazgos e investigación en el campo de la nutrición han experimentado un gran avance en la última década. Tal y como hemos dicho, el consumo de ácidos grasos es de vital importancia para mantener nuestra salud a raya. La grasa es un componente muy importante para nuestra dieta, pero aún lo es más su calidad, que se define, principalmente, por la composición de sus ácidos grasos. Eso sí, siempre combinadas con una dieta sana y equilibrada que nos permita adquirir todos las vitaminas y nutrientes necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.