¿Cómo afecta nuestro ritmo de vida a las digestiones?

Actualmente vivimos en la sociedad de la prisa, del “todo es posible”, del ahora o nunca, del vivir el momento y sobretodo del no dejar para mañana lo que se pueda hacer hoy. Pero, el estrés, las prisas y por consiguiente las malas comidas y el sedentarismo asociado a la falta de ejercicio…nos pasa factura y nuestro intestino se colapsa.

La alimentación es la puerta de entrada a una vida saludable, tanto a nivel físico como emocional. Cuidando nuestros alimentos, su procedencia y la combinación de nutrientes conseguiremos unas buenas digestiones.

Un intestino dañado nos puede producir malas digestiones, pero si vamos más allá veremos que las migrañas, los problemas en la piel, las emociones negativas…  pueden estar directamente ligadas a nuestras alteraciones digestivas.

Nuestro intestino fabrica muchas enzimas  necesarias para el correcto funcionamiento de todo el organismo.

Cuando nuestro intestino no está bien, nuestro equilibrio hormonal  se desajusta, nuestro metabolismo también y nuestro organismo se puede ver intoxicado, sufriendo desde dolores por gases, hasta alergias en la piel, pasando por problemas inflamatorios debido al exceso de histamina, fatiga, contracturas musculares e incluso depresión.

El 95% de la serotonina la fabricamos en nuestro intestino, si el intestino está inflamado o saturado, esta hormona, conocida como la hormona de la felicidad, no puede ser sintetizada y nuestro estado anímico se vuelve depresivo.

Muchas de las bacterias que viven en nuestro intestino sintetizan estas hormonas, así como aminoácidos y vitaminas que son necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Si nos alimentamos de forma saludable, nuestra flora intestinal será la correcta, nuestro intestino estará sano y podrá sintetizar serotonina, enzimas y todo lo necesario para estar feliz, energético y protegido.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.