Qué comer para proteger la piel del sol

La piel es un órgano demasiado importante como para no cuidarlo adecuadamente. Cuando llega el verano todos sabemos que es fundamental proteger la piel del sol mediante la aplicación de protectores solares. Pero ¿sabes realmente cuáles son los alimentos que cuidan tu piel de los rayos solares? Nosotros te vamos a enseñar qué comer para proteger la piel del sol.

Cuidados internos de la piel

Para poder preparar la piel de cara a la exposición solar es importante darle desde el interior todas aquellas vitaminas y nutrientes que necesita. Para ello, has de saber que existen una serie de alimentos que te ayudarán a no quemarte y proteger la piel del sol. Algunos de ellos son:

  1. Sandía. Además de refrescante, esta fruta contiene licopeno, un protector natural de la piel. Con ella, podrás hidratar tu cuerpo y darle a tu piel el agua que necesita.
  2. Té verde. Una bebida muy rica en antioxidantes que puede llegar a reducir hasta en un 25% el enrojecimiento de la piel. Además, esta bebida también se puede tomar fría. Es ideal para mantener la elasticidad de tu epidermis.
  3. Los tomates cherry. En general, todos los tomates te ayudarán a proteger la piel del sol. Sin embargo, la modalidad cherry es la que más contenido en licopena y vitamina A tiene.
  4. El pesado azul. El omega 3 es tu gran aliado frente al sol. Consume pescados como el salmón para darle a tu piel toda la elasticidad que necesita. También toda la vitamina D necesaria para no dejar pasar los rayos ultravioleta.
  5. El aceite de oliva. La dieta mediterránea es muy positiva para tu salud en general. En este sentido, el aceite de oliva y su alto contenido en vitamina E protegen el ADN de tus células. A la vez, reparan tu piel de los efectos del sol.
  6. El chocolate negro. Quién te lo iba a decir, puedes comer chocolate. Nadie dijo nunca que el chocolate fuese malo, pero tiene que ser negro. Su alto contenido en flavonoides cuidarán tu piel de las quemaduras solares.
  7. Verduras de hoja verde. Las espinacas y el brócoli son tus grandes amigos frente al sol. Ambas contienen antioxidantes que combaten los radicales libres causados por los rayos solares. Tu piel no solo se mantendrá más sana, sino también más joven.
  8. La zanahoria. El alimento estrella para lograr un bonito color en verano. Rica en betacarotenos y vitamina A, acelera el bronceado y reduce los efectos negativos del sol.

Para completar tu dieta protectora contra el sol, también puedes tomar los complementos de la gama Oliovita Sun. Este suplemento es rico en vitamina A, omega 7 y aceite de espino amarillo, ingredientes muy efectivos para tener una piel sana.

Además, nunca olvides que esta alimentación no te exime de proteger tu piel con factor solar alto cuando te vayas a exponer al sol. Ambos hábitos han de combinarse adecuadamente para poder obtener una piel bronceada y sana.

 

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.