fbpx
luz del sol

Luz del sol: su importancia para la salud

Vivimos en una sociedad donde el estrés y la falta de energía son una constante. Pasamos demasiadas horas trabajando, yendo y viniendo, por lo que estamos demasiadas horas bajo la luz artificial. Sin luz del sol podemos entrar en un estado de apatía, depresión, cansancio y desánimo.

Luz del sol: beneficios

El astro rey es capaz de darnos la energía física y mental que necesitamos para existir. Un ser humano no podría vivir en condiciones y mucho tiempo sin luz solar. Madrugamos tanto que ni siquiera salimos a la calle con luz natural y volvemos a casa en las mismas circunstancias. Esto hace que la calidad de nuestra salud disminuya.

La vida depende del sol y nosotros somos parte de esa vida. De hecho, países como Noruega y Finlandia, con escasas horas de luz solar, son lugares con altas tasas de personas con depresión.

Tan importante es la luz solar que los expertos han desarrollado unas bombillas con una tecnología especial que imita a la luz natural con todas sus propiedades.

Cómo recargar las pilas

La conocida como depresión invernal es un trastorno afectivo emocional que se inicia en otoño con el cambio horario y se prolonga durante todo el invierno. Para cargar las pilas y salir de ese estado anímico es importante llevar a cabo las siguientes pautas:

  1. Alimenticias: Una dieta rica en frutas, verduras, proteínas y legumbres es básico para que nuestro cuerpo y mente no se sientan cansados. Los alimentos son nuestro combustible por lo que nunca debemos descuidar lo que comemos. Además, podemos completar nuestra alimentación con suplementos vitamínicos como Reconnect que nos aporten un extra de energía.
  2. Deportivas: Aunque te sientas cansado este puede ser una consecuencia de una vida sedentaria. Olvídate de los gimnasios y haz deporte al aire libre de forma regular. No hace falta que te sumerjas en una rutina deportiva de alta intensidad. Basta con que salgas a caminar al menos una hora al día para que tus pilas estén siempre recargadas. Verás como empiezas a dormir mejor y a sentirte más animado.
  3. Dedícate tiempo a ti mismo: Es importante que todos los días encuentres un rato para ti y tus aficiones. Para sentirnos bien no solo tenemos que trabajar además debemos ser capaces de querernos y mimarnos. Un viaje, una sesión de belleza, clases de baile, etc. Lo que sea que te ayude a potenciar tu energía y felicidad.
  4. Aprovecha la luz del sol: Ahora que las horas de luz han aumentado es momento de salir a la calle a alimentarnos del sol. No importa si está nublado. Sal con los amigos, con la familia, con tu mascota a pasear… Los rayos solares están ahí para llenarnos de vida.

El caso es que no te dejes llevar por ese estado de desánimo y decaimiento. La falta de energía requiere de un poquito de trabajo por tu parte. Porque no solo nuestro cuerpo necesita de cuidados nuestra mente también precisa de estímulos para su propia salud.

Comparte:

Deja una respuesta

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.