Hábitos detox por Mònica Mercadal

Hábitos detox por Mónica Mercadal

La naturópata y coach de vida saludable, Mónica Mercadal, nos habla sobre la detoxificación del organismo y uno de sus ingredientes favoritos, el alga Chlorella. En esta entrevista nos desgrana los secretos de sus hábitos detox.

  • Cada vez se está hablando más del concepto hacer un detox para el organismo. ¿Qué entiendes tu por detox?

Por detox entiendo darle un respiro al organismo y hacer una limpieza que nos ayude a liberar las toxinas acumuladas para recuperar salud y vitalidad. De esta manera ayudamos al hígado a que no vaya tan saturado ya que suele ser el órgano que más “sufre” la acumulación de toxinas.

Esta acumulación puede manifestarse como: cansancio o fatiga, insomnio, cambios de humor, dolor de cabeza, dolor articular, granitos, palidez o mente dispersa y dificultad para concentrarse entre muchos otros síntomas.

En realidad, el cuerpo habla y nos hace saber cuando es necesario hacer una detoxificación, solo hay que saber escucharse y observar el cuerpo.

  • ¿Por qué es tan importante detoxificar el organismo?

Porque a menudo sucede que el organismo acumula más toxinas de las que puede asimilar y aunque el cuerpo es sabio y sabe perfectamente como depurar, llega un momento en que es necesario ayudarle favoreciendo la eliminación de toxinas. Yo lo llamo cura depurativa.

Uno o dos veces al año me gusta depurar mí organismo y le ayudo a eliminar aquello que le sobra o no le conviene. Es como hacer una limpieza en profundidad que me regala salud y bienestar.

  • ¿Cómo nos toxificamos?

Con más cosas de las que nos imaginamos. Contaminación, humo, alcohol, medicamentos, alimentación ultra procesada, herbicidas y pesticidas, metales pesados,  productos de limpieza con demasiados químicos, aerosoles, Co2, virus, parásitos, bacterias…

Muchas cosas hacen que acumulemos toxinas. Algunas viene de fuera (exógenas) como la contaminación y los pesticidas y otras las crea el propio organismo (endógenas) como el co2, los parásitos o el exceso de bacterias o urea.

Háblanos un poco de tu querida alga Chlorella y sus maravillosas propiedades detoxificadoras (entre muchas otras).

Conocí la Chlorella por primera vez cuando me diagnosticaron artritis reumatoide y mi psiconeuroinmunólogo me propuso antes de nada hacer una buena limpieza para depurar mi organismo. Desde entonces reconozco ser una enamorada de esta alga que tantas veces me ha acompañado es mis curas depurativas.

La Chlorella está repleta de clorofila y es precisamente aquí donde encontramos una de sus mayores virtudes, ya que este compuesto de color verde tiene la capacidad de ayudar a oxigenar la sangre, depurar el organismo, limpiar el colon, alcalinizar la sangre, elevar el sistema inmunológico y hacer una depuración general de todo el organismo.

Además, está repleta de vitaminas y minerales y es rica en beta carotenos, un potente antioxidante, lo que la hace ideal en depuraciones porque ayuda a eliminar pero al mismo tiempo a nutrir nuestro organismo.

La Chlorella es excelente para limpiar el tubo digestivo de aquello que lo comprometa, absorbiéndolo como un imán, especialmente toxinas o metales pesados, siendo excelente para eliminar los residuos tóxicos.

Por eso cuando queremos hacer una limpieza o cura depurativa es importante incluirla en nuestras depuraciones ya que nos ayudará de manera exponencial a reducir toxemia.

  • Finalmente, ¿Qué otros hábitos de vida recomiendas para mantener nuestro organismo lo más libre de tóxicos posible?

Lo más básico para mi es lo más significativo.

Dormir bien, comer limpio, incluir vegetales de hoja verde y clorofila, evitar aditivos, colorantes y conservantes, beber agua de calidad, pasear por la naturaleza y respirar aire puro, hacer baños de agua de mar, cenar ligero y pronto, practicar ayuno nocturno, deporte a diario, evacuar cada día y utilizar una cosmética ecológica y de calidad que nutra tu piel y no la ensucie.

Al final se trata de sentido común y de conocer donde están las toxinas, porque si sabes donde están será más fácil poderlas evitar.

Nunca podremos eliminarlas del todo, pero si podemos tener una actitud activa y tratar de tener un estilo de vida saludable que nos aleje de ellas.

 

Comparte:

Deja una respuesta

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.