Estrés y ansiedad. Sobre la importancia de saber lo que sentimos

Podemos definir la ansiedad como el nivel de activación que necesitamos para afrontar un reto o cualquier cosa que pase en nuestras vidas. Es una respuesta normal que nos permite afrontar el día a día y conseguir lo que queremos. El problema surge cuando este nivel de activación es demasiado alto, es entonces cuando deja de ser algo adaptativo y se convierte en algo negativo.

¿Cómo sé si mi nivel de activación es demasiado alto?

Nos cuenta el psicólogo Toni Mateo que la forma más sencilla de detectar si estamos demasiado ‘’activados’’  es escucharnos a nosotros mismos.  ‘’La gente empieza a sentir cosas, pero no suelen ir más allá’’. Frases como ‘’me encuentro mal’’, ‘’estoy mareado’’, ‘’hace días que, aunque duerma, me levanto cansado’’ o ‘’últimamente salto a la mínima’’,  son habituales en personas que están sufriendo estrés o ansiedad pero no son conscientes de ello o no le dan la importancia necesaria.

El nivel de activación es lo que necesitas para lograr tus objetivos. Pero si estás demasiado activado, te estás perjudicando.

¿Y entonces, qué hago?

El primer paso es darnos cuenta de lo que estamos sintiendo es ser conscientes de ello. Cabe recalcar que muchas veces no sabemos lo que sentimos y no sabemos explicarlo, ni a nosotros ni a los demás.

Si te estás notando ‘’raro’’ pregúntate por qué y empieza a detectar las señales. ‘’En el fondo todos sabemos más o menos lo que nos preocupa, de lo contrario, es que no queremos saberlo, no queremos dedicarnos a darle solución o simplemente nos asusta enfrentarnos a ello’’. Eso se resume en que seamos sinceros con nosotros mismos para poder ponerle remedio a ese malestar.

Vivir con estrés no es normal y mucho menos arreglarlo únicamente con medicación o soluciones superficiales. ‘’Eso no arregla nada, quita los síntomas temporalmente, pero más tarde es más que posible qué vuelvan y que sea peor’’ dice Toni.

Para combatir realmente el estrés y la ansiedad hay que dedicarle tiempo, hacer un trabajo basado en identificar aquello que consideramos una amenaza, construir recursos para afrontarlo y así, conseguir enfocar nuestra vida desde una nueva perspectiva.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.