Cómo aprovechar los beneficios del sol - Vitae Health Innovation

Cómo aprovechar los beneficios del sol

El sol es una gran fuente de vitaminas A y D, muy saludables para nuestro cuerpo. No obstante, exponerse al sol sin contar con sus riesgos puede conllevar problemas de salud a medio y largo plazo. No huyas del sol, pero aprende cómo aprovechar todos sus beneficios.

Ventajas de la vitamina luminosa

Al sol también se le conoce como la «la vitamina luminosa» ya que se encarga de controlar somnolencia diurna. Además, la luz solar ayuda a combatir los estados de ansiedad y depresión. Por este motivo, en invierno, cuando las horas de luz son más escasas, nos sentimos más apáticos y decaídos.

Por otro lado, el sol ayuda a fortalecer los huesos, ya que favorece la absorción del calcio, así como ayuda a prevenir el asma.

El sol y el cáncer

Es muy importante dejar claro este punto. Tomar el sol de forma adecuada ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama, de pulmón, colón y próstata. Esto es gracias a los beneficios que aportan los rayos UVB. Pero ojo. Los rayos UVA son los que pueden producir cáncer de piel.

Por esto, es fundamental, tomar el sol con mucha precaución a fin de minimizar los riesgos y potenciar sus virtudes.

Cómo se debe tomar el sol

Siempre con protección. En otoño, invierno, primavera y verano. Nunca te expongas al sol sin proteger tu piel. Utiliza gorros o sombreros que cubran tu cabeza para evitar insolaciones o bajadas de tensión.

Si vas a tomar el sol es importante que hidrates tu piel bien desde dentro. Siempre ten agua a mano y bebe cada cierto tiempo.

Nunca expongas tus ojos directamente al sol. Es mejor usar gafas solares para que estos no se irriten ni dañen.

La mejor forma de tomar el sol es caminando o haciendo deporte. Estar tumbado directamente al sol, vuelta y vuelta, solo hará que tu piel envejezca mucho más rápido. Camina, sal en bici y deja que el aire te llene.

Cuándo se debe tomar el sol

Lo ideal es huir de las horas centrales del día y tomar el sol por la mañana hasta las doce, y por la tarde a partir de las 4.30 o 5 de la tarde. De esta manera, se disminuyen muchos riesgos.

El sol no solamente se puede tomar en verano y todo de golpe. Lo más recomendable es tomar el sol todo el año y, siempre que se pueda, durante un máximo de 10 mn con protección. De esta forma, se aprovechan mejor todos sus beneficios:

  • Mejora el humor.
  • Combate el insomnio.
  • Reduce la presión arterial.
  • Equilibra el colesterol.
  • Fortalece el sistema inmune.
  • Combate tumores.
  • Mejora el aspecto de la piel.
  • Ayuda a la salud dental y ósea.

En definitiva, el sol es nuestro amigo, pero hay que saber cómo relacionarse con él. Sus beneficios van mucho más allá de un bonito bronceado. Tu buena salud depende de cómo y cuándo tomes el sol, así que no te arriesgues y ¡disfruta de la vitamina luminosa del astro rey!

Comparte:

Deja una respuesta

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.