fbpx
Vuelta al cole

5 claves para ayudar a los niños en la vuelta al cole

Las vacaciones ya han terminado, nos encontramos de lleno en la vuelta atrás para volver al cole y es normal que aparezcan una mezcla de emociones. Lo que para algunos niños significa volver con ilusión para ver a sus amigos y amigas, para otros puede significar un cambio importante que puede generar muchos nervios, preocupación y miedo…

Hay factores como la edad o la personalidad que influirán, pero, sin lugar a dudas, volver a la rutina, separarse de los padres y empezar una nueva etapa puede ser un reto importante.

¡Que no cunda el pánico! Está en nuestras manos ayudar a los más pequeños a que la vuelta a la rutina sea un proceso fácil y agradable.

Preparar una rutina de vuelta al cole

 Es muy útil mentalizarnos con antelación y para ello podemos dibujar una tabla con instrucciones para ponernos en marcha cada mañana, una vez empiece el cole.

  • ¿A qué hora nos iremos a dormir por la noche?
  • ¿A qué hora nos despertamos por la mañana?
  • ¿Qué es lo que haremos exactamente cada mañana?
  • ¿Nos vestiremos antes o después de desayunar?

Es importante establecer el plan juntos y concretar qué cosas hará tu hijo, y con qué cosas necesitará ayuda. Algo tan simple como este ejercicio puede ser de mucha ayuda para eliminar tensiones y empezar el día de mejor humor.

No evitar el tema de la vuelta al cole

 Es completamente normal que algunos niños y adolescentes se enfrenten a cierto nivel de estrés o ansiedad antes de empezar el cole. Ellos saben qué les preocupa, aunque no nos lo expliquen abiertamente, así que preguntar de forma directa y hablar del asunto es la mejor manera de enfrentarnos a esas preocupaciones.

Podemos apoyarles normalizando sus preocupaciones y nervios, para ayudarles a comprender que lo que sienten es muy común y que lo superarán cuando empiecen.

En el caso de niños pequeños (edad preescolar) podemos explicarles un cuento sobre la vuelta al cole, hablando sobre la rutina y cuánto se divierten. Y, cuando se trata de niños que cursan primaria, podemos intentar organizar que se encuentren en la puerta del cole con otro compañero o grupo de compañeros para entrar juntos.

Muestra interés y atención a las señales de estrés

 Es importante estar comprometidos y mostrar interés para ser capaces de apoyarles. Si hablamos del cole de una forma positiva y motivadora podemos contagiarles esta perspectiva y ayudarles para que se sientan más implicados.

Tienen que saber que nos pueden preguntar cualquier cosa, que nosotros también estamos implicados y que vamos a ayudarles en todo lo que haga falta, tanto académica como emocionalmente, sin ningún límite y sin riesgo de ser castigados.

Aunque a veces también nos toca ser un poco adivinos y aprender a detectar las señales, que pueden ser muy diferentes dependiendo de la edad. Por ejemplo:

  • ¿Llora con más facilidad?
  • ¿Está más callado?
  • ¿Quiere saltarse actividades?
  • ¿Se intenta escapar del colegio?

Si este tipo de señales persisten en el tiempo, es buena idea tener una conversación con los profesores sobre lo que está pasando y trabajar juntos en una estrategia de apoyo. De esta manera podremos entender mejor qué está pasando y asegurarnos de que no se trata de un problema mayor, como podría ser el bullying.

Hábitos de vida saludables

Los hábitos saludables son muy importantes y marcan una gran diferencia en el bienestar general, en el estado anímico y en la capacidad de aprendizaje.

Los más importantes son:

  • Tener una dieta equilibrada, evitar alimentos procesados y comer más productos frescos, como frutas, verduras y pescado (especialmente el pescado azul, ya que nos ayudará a mantener un buen equilibrio de Omega-3 y Omega-6).
  • Realizar actividad física al aire libre para tener una buena salud tanto física como mental. También estar en contacto con la naturaleza, ya que es bueno para el desarrollo del cerebro, la concentración, la creatividad, la memoria y eliminar el estrés y la ansiedad.
  • Una buena higiene del sueño, evitando las pantallas (móviles, tablets, TV…) dos horas antes de irse a la cama y descansar lo suficiente para despertarse con energía, y así mejorar la concentración y la regulación de emociones.
Complementar la alimentación

 Tener una alimentación completa y equilibrada no es tarea fácil, por eso es recomendable complementar la alimentación, especialmente cuando queremos asegurarnos de obtener la cantidad necesaria de ácidos grasos para un buen desarrollo y rendimiento, tanto en niños como en adultos.

EPA, DHA (Omega-3) y GLA (Omega-6) son los más importantes para mantener las necesidades nutricionales diarias, favorecer el neurodesarrollo y el funcionamiento del cerebro, contribuyendo a mejorar la concentración, la atención, el comportamiento, el aprendizaje, el vocabulario, la lectura y escritura, la memoria y la conexión neuronal.

También podemos recurrir a complementos alimenticios cuando observamos un nivel alto de nervios, estrés y ansiedad, síntomas típicos de la vuelta al cole. La Valeriana officinalis (Valeriana), Pasiflora incarnata (Pasiflora) y Escholtzia californica (Amapola de California) ayuda a gestionar la ansiedad y el nerviosismo de forma natural y sin efectos secundarios

La vuelta al cole puede ser un momento bonito y agradable para toda la familia, solo es cuestión de organizarse y tener una buena comunicación.

Comparte:

Deja una respuesta

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.