Vitaminas para el sistema osteomuscular

Vitaminas importantes para tener un buen sistema osteomuscular

Mantener el sistema osteomuscular sano es de vital importancia, ya que contribuye a la homeostasis mediante el aporte de forma, calor, protección y soporte de los órganos vitales, así como estabilidad y movimiento del organismo.

Los huesos tienen un rol muy importante, puesto que ayudan a almacenar y movilizar componentes esenciales cuando se necesitan. La mayoría de estos componentes son necesarios para el sistema homeostático corporal. Por estas razones y para evitar el dolor, incomodidad y las interferencias en las actividades cotidianas, es importante detectar y tratar los desequilibrios homeostáticos del sistema osteomuscular cuanto antes.

Vitaminas importantes para el sistema osteomuscular

Para disfrutar de un sistema osteomuscular sano y en buena forma, hay que prestar especial importancia a una serie de vitaminas, que relatamos a continuación.

Vitamina B6

La vitamina B6 o piridoxina es una vitamina hidrosoluble que se encuentra en alimentos como la carne, el pescado, las nueces o el germen de trigo, con múltiples beneficios para la salud. Es muy popular entre los deportistas, ya que incrementa el rendimiento muscular y la producción de energía.

A nivel osteomuscular, esta vitamina es necesaria para absorber adecuadamente la vitamina B12 y el magnesio, que es un ingrediente muy importante para la homeostasis osteomuscular.

Vitamina C

La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, es una vitamina soluble en agua y que es muy necesaria para el crecimiento y desarrollo normal de huesos y dientes. Se encuentra en alimentos como la grosella negra, los pimientos, los tomates, los frutos cítricos, el perejil, el brócoli y las espinacas, entre otros. Aunque los frutos que contienen más vitamina C son las llamadas murunga (Terminalia ferdinandiana) y la acerola (Crataegus azarolus).

Colabora con diferentes sistemas,  con el digestivo, incrementando la absorción del hierro, con el nervioso, contribuyendo a su normal funcionamiento y con el circulatorio, ayudando a la formación de colágeno para mantener saludables los vasos sanguíneos, entre muchos otros.

También es muy conocida porque protege a las células frente al estrés oxidativo y mantiene funciones globales tales como la producción de energía normal y la reducción del cansancio y la fatiga.

Vitamina D

La vitamina D contribuye a la absorción y utilización del calcio y el fósforo. También ayuda al mantenimiento normal de los huesos, dientes y músculos. Es una vitamina esencial en el desarrollo y crecimiento normal del hueso durante la etapa infantil y reduce el riesgo de caída asociada a la debilidad muscular y la inestabilidad postural.

También tiene implicaciones en otros sistemas, como por ejemplo en el circulatorio, manteniendo los niveles normales de calcio en sangre y en el inmunitario, reforzandolo y manteniéndolo la función normal de este.

Vitamina K

La vitamina K ayuda al mantenimiento de los huesos, pero también contribuye a que, por ejemplo, el sistema circulatorio esté en buenas condiciones, manteniendo y reforzando la coagulación de la sangre.

Último apunte

Finalmente, me gustaría recalcar que, para tener un sistema osteomuscular sano, es esencial evitar el estrés, la comida basura, la contaminación y un estilo de vida sedentario, ya que son factores que contribuyen a un desequilibrio constante que puede dar lugar a distintas patologías.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.