¿Qué es la melatonina?

La melatonina es una sustancia producida por la epífisis que determina el ciclo del sueño, actuando selectivamente, es decir, sólo cuando y donde es necesario.

Regula el reloj biológico de nuestro cuerpo, informándolo de las fases circadianas (el ritmo seguido por el día).

Los ritmos circadianos marcan todos los cambios mentales, conductuales y físicos que suceden en un ciclo de 24 horas aproximadamente. Estos cambios responden a la luz y a la oscuridad en el ambiente del organismo. Los ritmos circadianos influyen en:

  • Los ciclos del sueño
  • La liberación de hormonas
  • La temperatura corporal

El ritmo circadiano se obtiene a los 3 meses de edad y entre los 12 meses y los 3 años se alcanzan los mayores niveles de melatonina.

 Propiedades de la melatonina

La melatonina está directamente relacionada con el sueño, pero la verdad es que le definen otras propiedades más:

  • Mejora la eficiencia del sistema inmunitario
  • Eleva las defensas
  • Es antioxidante
  • Influye positivamente en el sistema reproductivo
  • Disminuye posibles enfermedades en edades avanzadas
  • Proporciona mejor calidad de vida
  • Mejora el sistema neurológico

Tratamiento

La melatonina se encuentra naturalmente en nuestro cuerpo, aunque también es posible obtenerla como medicina en casos necesarios. El caso más conocido que acude a la melatonina como medicamento es el del insomnio, pero también es efectivo para facilitarle el sueño a las personas que sufren muchos cambios de horario, por ejemplo debido a su trabajo o incluso para aliviar los síntomas del jet-lag.

También puede ser importante tomar un suplemento de melatonina para la mejoría de enfermedades como:

  • Fatiga crónica
  • Migrañas
  • Epilepsia
  • TDAH (Síndrome de Déficit de Atención e Hiperactividad)
  • Fibromialgia
  • Alzheimer

Incluso es beneficiosa para disminuir los efectos negativos de la quimioterapia y las quemaduras del Sol.

Se recomienda tomar melatonina en forma de medicamento solamente durante un corto período de tiempo y bajo supervisión médica.

Alternativas

Si una persona presenta una deficiencia de melatonina y quiere resolverlo sin tener que acudir a las pastillas le podría bastar (dependiendo del caso) con las siguientes recomendaciones:

  • No dormir durante el día
  • Marcarse una rutina a la hora de irse a dormir
  • Cambiar costumbres de noche (mirar el móvil, películas estresantes…)
  • Hacer ejercicio diario
  • Consumir alimentos ricos en melatonina (como algas, cereales, frutos secos, cebolla, jengibre y semillas).

 

 

 

 

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.