Logra bienestar al conseguir el equilibrio físico y espiritual

Logra bienestar al conseguir el equilibrio físico y espiritual

Muchas personas piensan que estos dos aspectos no tienen relación, pasan toda una vida buscando verse bien antes de aceptarse a sí mismos y lo más preocupante es que  tienden a pensar que conseguir el equilibrio físico y espiritual a la vez es una cosa imposible, en este post te diremos cómo lograr ese bienestar.

Entra en contacto con lo espiritual para conseguir el equilibrio físico y espiritual

Cuando empiezas a tomar tiempo para engrandecer el espíritu, bien sea con la religión, con la autorrealización, con el autoconocimiento, la meditación, con el crecimiento del yo interior o vinculación con el universo, sentirás que los excesos alimenticios ya no hacen falta como antes.

Si eres una persona que ha acumulado muchos kilos, esto podría indicar que has sustituido algún sentimiento por comida y si eres una persona extremadamente fitness, has puesto en segundo lugar lo espiritual por la vanidad, manifestándose  en los dos casos una falta de equilibrio en el sentimiento que genera crecimiento espiritual y bienestar corporal: “El AMOR”.

Come sano, sabroso y agradece

Siendo esta una de las preocupaciones más grandes en un mundo materialista, revelamos uno de los secretos para conseguir lucir bien comiendo sano y sabroso, sin dejar de desvincular la parte física y espiritual, porque en esencia, cuando por fin descubrimos qué es lo que nos hace falta adoptar, qué nos ha estado perjudicando y qué debemos dejar atrás, se hace más fácil conseguirlo.

El secreto está en disfrutar cada plato y agradecerlo porque esto estará ayudando a tu cuerpo físico y con él podrás engrandecer el cuerpo espiritual y has de estos momentos una oportunidad para compartir con los tuyos.

La mayor prueba de que has logrado conseguir el equilibrio físico y espiritual se revela cuando encuentras el sentido y le das importancia a todos los aspectos de tu vida (entre ellos la comida), pero entiéndase ésta como una manera de consentir el paladar y alimentarte sin afectar la salud y dónde hay una aceptación del “yo soy” libre de culpas y de expectativas futuras.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.