18 de mayo de 2017 Sin categoría

El exceso de sol y la falta de agilidad mental

Ya hemos visto en otros posts las consecuencias a corto plazo de tomar excesivamente el sol. Además, pasar demasiado tiempo en ambientes demasiado calurosos produce efectos a largo plazo como la falta de agilidad mental.

Falta de agilidad mental: relación entre el sol y el cansancio

Seguro que más de una vez te has preguntado por qué vuelves tan cansado después de un día de playa. Esto es debido principalmente a la cantidad de horas que se pasan bajo el sol. Hay que tener en cuenta que ante el calor nuestro cuerpo aumenta los niveles de sudoración para tratar de equilibrar la temperatura corporal. A través del sudor no solamente perdemos agua, sino también minerales esenciales, lo que hace que no sintamos agotados y, en consecuencia, notamos la falta de agilidad mental.

Por este motivo, en ambientes calurosos y con sol es fundamental la constante hidratación del cuerpo.

Síntomas de fatiga mental

Muchas veces nuestro cuerpo nos envía señales físicas que no sabemos interpretar. Muchos de estos síntomas son el indicio de falta de agilidad mental. Si estás pasando por este proceso es probable que sientas:

  • Adormecimiento de las extremidades.
  • Irritabilidad y ansiedad.
  • Alteraciones del sueño.
  • Taquicardias.
  • Dolores musculares.
  • Cefaleas.
  • Mareos.
  • Falta de concentración.
  • Abstracción.

El cuerpo es muy inteligente y ante una necesidad reacciona para que podamos darle aquello que necesita. En este caso, lo que está pidiendo es bajar el ritmo y descansar.

El cansancio y la agilidad mental

Cuando estamos cansados reaccionamos más lentamente tanto física como mentalmente. La mente se ralentiza y nuestra agilidad mental disminuye. ¿Qué podemos hacer ante esta situación?

Si por trabajo o por otras circunstancias no nos queda más remedio que pasar mucho tiempo al sol o en lugares con calor y poco ventilados lo más adecuado es:

  1. Beber agua y bebidas isotónicas a lo largo de la jornada.
  2. Usar protección solar, ropa adecuada de algodón, gorras, gafas de sol, abanicos y ventiladores o aires acondicionados.
  3. Tomar descansos a la sombra cada cierto tiempo. El cuerpo necesita recuperarse. Aprovecha estas paradas para beber, tomar algo de fruta y respirar.
  4. Hacer una dieta basada en frutas y verduras que aportan agua y minerales al cuerpo. El caso es ayudar al cuerpo a que no disminuya su presión arterial.
  5. Ayudar al cuerpo tomando suplementos alimenticios como Reconnect que reducen la fatiga y el cansancio.

Es evidente que el sol tiene una serie de propiedades muy saludables siempre y cuando sepamos controlar nuestra exposición a los rayos solares. Es importante ser muy conscientes de que el exceso de sol puede producir una serie de problemas irreversibles para nuestro cuerpo.

Si vas a la montaña o a la playa, o si tienes que trabajar en ambientes calurosos has de tener en cuenta que te cansarás mucho más que en otras circunstancias. El cansancio no solo nos repercute físicamente sino también mentalmente, así que toma las precauciones necesarias para que esto no afecte demasiado en tu vida.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.