Causas de la resequedad de la piel

La resequedad es un gran problema porque la sufren la pieles que producen poca grasa, pero también las normales e inclusive las grasas y con tendencia al acné.

Sucede pues que la sequedad no se genera únicamente por falta de grasa natural (esto de hecho lo empeora) sino también de humedad. A continuación ahondáremos un poco más en las causas de la resequedad de la piel para que puedas hacerte una idea de cómo combatirla.

La genética puede ser la responsable

Las pieles que producen mucha grasa natural son más flexibles (gracias al colágeno natural que están generando constantemente) pero también son más densas y tienen una mayor capacidad para retener la humedad natural. Las pieles secas por el contrario, tienden a ser finas y frágiles, por lo que batallan más por conservar la humedad.

Cuando la piel seca viene de nacimiento no se puede cambiar pero si mejorar mucho con los cuidados adecuados. La aplicación de cremas humectantes ayuda, pero lo que en verdad mejora la resistencia y contribuye a conservar la humedad es el consumo de productos nutritivos como la vitamina E y los aceites omega 3,6 y 7, que actúan desde dentro.

La exposición al sol no ayuda a la resequedad de la piel

Los rayos de sol acaban con la humedad natural de la piel en segundos, lo cual agrava la sequedad natural. Recuerda además que el sol te pone en riesgo de complicaciones realmente serias de la piel. Usa un protector untuoso con factor FPS 50 que humecte sin saturar los poros. Aplícalo diariamente aun cuando no te expongas al sol de forma directa.

La mala elección de productos puede empeorar la situación

Los productos agresivos con ácido glicólico y salicílico (que se utilizan para limpiar a profundidad la piel grasa), vitamina A y C (que son potentes exfoliantes) y los jabones que alteran el pH natural haciéndolo más alcalino, tienden a generar escamas e inclusive grietas y fisuras en la piel seca, así que evítalos, pues no los necesitas

Imagen cortesía de http://www.drkoskincare.com/. Todos los derechos reservados.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.