Alergia al sol: cómo detectarla

Con la primavera las horas de luz solar aumentan y la cantidad de ropa que nos protege disminuye. Por este motivo, es importante preparar la piel para que la llegada de los rayos solares no nos dañe la piel. En los casos más extremos existen personas que tienen alergia al sol, lo que hace que su exposición tenga que ser mucho más cuidadosa. Veamos qué es la alergia al sol y cómo prevenirla.

¿Tienes alergia al sol?

Si cuando te pones a la luz solar tu piel se irrita, te pica e incluso duele, se enrojece, etc es posible que padezcas alergia al sol. Los síntomas de este problema son, en general, como los de cualquier tipo de alergia.

Las causas que producen este tipo de reacciones a la luz aún no se conocen con exactitud. Lo que sí se sabe es que la erupción polimorfa lumínica (EPL) o alergia al sol surge cuando hay una excesiva exposición a los rayos UVA. Por este motivo, esta afección es más habitual entre la primavera y el verano.

Cómo detectar la alergia al sol

Si tienes alguna duda lo mejor es acudir a tu especialista para que te realice un análisis completo que descarte otras alergias a productos como cremas, perfumes o fármacos.

Asimismo, tu medico deberá hacer un repaso a tu historial médico para asegurarse que la reacción de tu piel no se debe tampoco a alteraciones metabólicas o enfermedades autoinmunes como el lupus.

Remedios para prevenir la alergia al sol

Es imprescindible que nos tomemos el poder de la luz solar muy en serio. De esta manera, nunca tomaremos el sol sin protección (Oliovita Sun). Además de cuidar nuestra piel de forma externa la alimentaremos internamente con suplementos especiales enriquecidos con betacarotenos que nos ayudan a frenar los posibles efectos del sol.

Este tipo de tratamiento lo que hace es que aumentan la pigmentación de la piel, así como la capacidad de los melanocitos para evitar que el sol acceda directamente sobre la dermis. Es importante saber que un tratamiento no sustituye al otro. Es decir, es fundamental tomar los complementos vía oral y aplicarse protección solar adecuadamente cada vez que uno se vaya a exponer a la luz solar.

Si tienes alergia al sol debes saber que:

  • Tienes que evitar la exposición directa a los rayos solares. Usa gorras, sombreros y camisetas que protejan las zonas más vulnerables de tu cuerpo.
  • No debes tomar el sol en la playa sin la protección de una sombrilla. Ten en cuenta que tu piel es más sensible de lo habitual.
  • Después de tomar el sol utiliza cremas after sun que nutren e hidratan la dermis.
  • Bebe mucha agua. Tu piel necesita agua tanto por dentro como por fuera.
  • Refuerza la protección de la piel consumiendo Omega 3.
  • No uses maquillaje o perfumes cuando vayas a tomar el sol. Estos pueden potenciar la alergia al sol.

Guíate siempre por los consejos de tu médico ya que cada caso de alergia al sol es diferente. Disfruta del sol siempre dentro de tus posibilidades.

 

 

 

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.