Contracturas

Radiografía completa de las contracturas (y cómo acabar con ellas definitivamente)

El dolor de cuello o contracturas están a la orden del día. Forman parte de este tipo de nuevas ‘’epidemias’’ que han surgido como consecuencia del estilo de vida que llevamos. Horas y horas sentados frente al ordenador, malas posturas, estrés, falta de sueño…y un largo etcétera.

La buena noticia es que tienen solución, hay ingredientes tremendamente potentes para este tipo de dolencias, y el más conocido y eficaz es el magnesio. Eso sí, siempre tiene que ir acompañado de una reflexión interna sobre a qué puede ser debido el dolor y cómo podríamos mejorarlo.

Es decir, esto es como todo, no podemos poner simplemente un parche, hay que llegar hasta la raíz del problema y saber que, si, por ejemplo,  la contractura nos viene dada porque a lo largo del día acumulamos mucha tensión por culpa de un compañero de trabajo tóxico, deberemos intentar encontrar soluciones para gestionar ese problema.

Escuchar lo que nos dice el cuerpo es de vital importancia, así como trabajar la mente y las emociones para vivir una vida con más armonía y bienestar.

  • El magnesio

El magnesio es de vital importancia para nuestro organismo, para ser más precisos, el 60-65% del magnesio total se encuentra en el hueso, alrededor del 27% en el músculo  y, aproximadamente, un 1% en el líquido extracelular.

La deficiencia de magnesio se encuentra directamente relacionada con un gran número de alteraciones neurológicas, cardiovasculares, renales, gastrointestinales y musculares.

Además, por si fuera poco, hay estudios que demuestran que la ingesta de magnesio está por debajo de las ingestas recomendadas en, aproximadamente, un 30%, en un elevado porcentaje (15-20%) de la población de países industrializados.

  • La importancia del magnesio en la contracción muscular

Cuando queremos mover alguna parte de nuestro cuerpo, en el cerebro se genera un impulso nervioso que es transmitido a través de las neuronas motoras, viaja hasta el extremo del axón y este hace contacto con nuestros músculos, lo que se llama contracción neuromuscular.

Para que se lleve a cabo la contracción neuromuscular es necesaria la molécula de ATP, imprescindible para generar este movimiento. El tema es que sin la presencia del magnesio no se podría desprender la molécula de ATP y generar esta contracción muscular, por lo que este mineral resulta indispensable para producir este movimiento.

  • Las contracturas y el magnesio

Una contractura crónica produce una falta de riego sanguíneo al músculo que crea puntos dolorosos, llamados puntos trigger, en el seno del músculo y desencadena dolores conocidos por la gran mayoría de nosotros.

Este punto trigger también se puede definir como una parte de la fibra muscular que está en estado de contracción permanente, provocando que el resto de la fibra se encuentre tensa.

Todo esto se produce por una excesiva liberación de acetilcoenzima A que libera más calcio de la cuenta en el músculo. Esto quiere decir que en los puntos trigger existe un exceso de calcio, donde se acumula provocando retracciones y bandas tensas en las fibras musculares.

El magnesio es un mineral que por su estructura no puede viajar solo en sangre sino que suele ir acompañado de calcio.

Si ingerimos magnesio a través de la dieta, este tiende a buscar el calcio de aquellos lugares donde sobra y así poder viajar en sangre. Si tenemos una contractura crónica, el magnesio se unirá al calcio acumulado en esos puntos trigger, tan dolorosos, y lo extraerá para viajar juntos en el torrente sanguíneo, disminuyendo así ese acumulo de calcio que ha generado la acetilcoenzima A en la contractura muscular.

Por último, recalcar que es importante escoger bien la calidad del magnesio para que sea biodisponible y consiga el efecto deseado.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.