Ansiedad, nervios e insomnio

Mantener el sistema nervioso en buenas condiciones

Lo hemos repetido hasta la saciedad, descansar correctamente es de vital importancia para nuestra salud. Parece que todos tenemos claro este concepto pero que pocos lo aplicamos, ya sea por falta de tiempo, de constancia o de consciencia. Sea como sea, dormir las horas necesarias y asegurarnos un descanso reparador es el mejor método para mantenernos equilibrados, en todos los sentidos.

Los beneficios de dormir bien son ampliamente conocidos, uno de los más importantes está directamente relacionado con el bienestar de nuestro sistema nervioso, puesto que al dormir contrarrestamos los efectos de las hormonas del estrés, la adrenalina y el cortisol. La falta de sueño provoca una liberación aumentada y sostenida de las hormonas del estrés.

Pero, ¿qué pasa cuando no podemos dormir correctamente?

El Insomnio

El insomnio es el trastorno más común del sistema nervioso. Se caracteriza por la imposibilidad de dormir correctamente. Durante la noche, tienen lugar, distintos procesos de recuperación, en el cuerpo. Sin ellos, nuestro organismo no sería capaz de reparar todos los daños que se producen a lo largo del día. Por lo tanto, el insomnio tiene riesgos asociados como pueden ser las enfermedades cardiovasculares, la ansiedad y potencialmente el cáncer. También se asocia al incremento de la mortalidad en adultos.

Nutrientes con implicaciones homeostáticas

Mantener el sistema nervioso en buenas condiciones nos puede ahorrar sufrir ciertos desequilibrios homeostáticos como la ansiedad o migraña. Cabe recalcar que las evidencias científicas demuestran que algunos de ellos se pueden prevenir o reducir tan solo con mantener una dieta equilibrada e ingiriendo ciertos alimentos, algunos descritos a continuación.

Bioelementos como el magnesio

El magnesio es un mineral que ayuda al funcionamiento normal de los nervios y favorece la actividad mental. También contribuye a relajar el sistema nervioso puesto que la serotonina, encargada de elevar el estado de ánimo, depende del magnesio. Además, mejora el sueño gracias a la propiedad del magnesio de estabilizar la melatonina, hormona que regula su ciclo.

 Biomoléculas como la coenzima Q10, el Nadh y la Serina

La coenzima Q10 o ubiquinona está presente, principalmente, en la membrana interna mitocondrial y se encuentra repartida por todo el cuerpo. Es un potente antioxidante y participa en la producción de energía. Las coenzimas son moléculas que se unen a las enzimas y las ayudan a realizar su función. A parte de su papel en el metabolismo energético, también tienen un papel en la reducción del daño oxidativo.

El Nadh está implicado en la producción de energía, síntesis de neurotransmisores y actividad antioxidante. Es una coenzima que se encuentra en todas las células vivas y que participa en las reacciones de oxido-reducción, permitiendo diversos procesos celulares como la liberación de energía de los nutrientes o ciertas reacciones de síntesis.

A nivel cognitivo, sus tres funciones principales (producción de energía, síntesis de neurotransmisores y efecto antioxidante) ayudan a mejorar la función mental.

La serina es esencial para el funcionamiento adecuado del cerebro. Es un aminoácido especialmente importante para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso central. También es fundamental en la comunicación entre células nerviosas, ya que regula la entrada y salida de sustancias como los neurotransmisores. Por esta razón, se cree que el aporte de serina mejora significativamente las funciones cognitivas.

Compuestos vegetales como la Amapola de California, la Pasiflora y la Valeriana

La amapola de california se sitúa en las zonas templadas del norte y del sur de América. Se ha visto que su extracto induce el sueño gracias a sus principios activos mayoritarios, los alcaloides.

Por su lado, la pasiflora, también conocida como pasionaria o flor de la pasión, es originaria de América del Sur y se utiliza por su acción sedante, que ayuda a reducir levemente la hipertensión arterial y el ritmo cardíaco. Se utiliza tradicionalmente como ayuda en el tratamiento de neuralgias, migraña, insomnio y tensión nerviosa.

Finalmente, la valeriana, también llamada valeriana común, es nativa de Europa y algunas partes de Asia. La valeriana es una de las plantas más utilizadas y de la que más estudios se han realizado para comprobar sus efectos en el tratamiento del insomnio y otros síntomas asociados al nerviosismo.

Últimos apuntes

El sistema nervioso es uno de los sistemas pilares de la homeostasis, controlando la regulación de las señales e interrelacionando todos los sistemas orgánicos.

El sistema nervioso tiene, además, influencia en los estados anímicos dado que nuestros comportamientos más básicos (felicidad, agresividad, miedo, etc.) están definidos por la fisiología de nuestra especie.

Comparte:

Comentarios:

  1. Vicente Lahera dice:

    A que hora se recomienda tomar el suplemento de Magnesio? Y la CoQ10?

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.