Dolor articular

Los ocho magníficos para acabar con el dolor articular

El dolor de articulaciones es un problema que atañe a una parte muy importante de la población y puede ser causado por distintas causas. En muchas ocasiones, no sabemos diferenciar entre lo que es dolor articular, muscular u óseo, con lo que es importante que ante cualquier molesta consultemos al especialista.

Hay ingredientes muy conocidos y eficaces para tratar este tipo de afección, dos de los más populares son la glucosamina y la condroitina.

Los dos ingredientes más populares

La glucosamina

La glucosamina se encuentra de forma natural en el organismo, pero su cantidad disminuye con la edad. Forma parte de tendones, ligamentos, cartílagos y del líquido senovial, estos dos últimos tienen una función amortiguadora evitando la fricción en las articulaciones y por lo tanto evitando también el dolor y la rigidez.  Este ingrediente también tiene una acción antiinflamatoria.

La condroitina

El sulfato de condroitina aporta al cartílago sus propiedades mecánicas y elásticas proporcionándole resistencia a la compresión. Además de su función mecánica, también es un vehículo para nutrientes, hormonas y factores de crecimiento.

En diferentes estudios se ha demostrado que su combinación con la glucosamina reduce significativamente el dolor en enfermedades articulares.

Los seis grandes desconocidos y que deberíamos tener muy en cuenta

Como decíamos, hay otros ingredientes que, igual no son tan conocidos por la población pero que tienen unos efectos tremendamente beneficiosos para la salud articular. La sinergia de todos estos ingredientes es lo que produce este efecto, si lo tomamos de forma individual no funciona igual.

Silicio de bambú

El exudado de bambú se recoge de los nudos del tallo del bambú y es una de las fuentes naturales más ricas en sílice que se conocen. Aunque el silicio es un oligoelemento esencial indispensable para nuestra salud, en el cuerpo se presenta en pequeñas cantidades, por lo que debe ser ingerido.

El exudado de bambú estimula la síntesis de colágeno y facilita la reconstitución del cartílago, además de tener un efecto remineralizante.  Eso sí, a medida que vamos envejeciendo disminuye considerablemente.

 Extracto de cúrcuma

La cúrcuma es una planta muy conocida en la cultura India como condimento (de hecho es uno de los principales componentes del curry). Tradicionalmente también se ha utilizado con finalidades médicas para tratar distintas patologías.

Se ha observado que la curcumina, un componente de la cúrcuma, tiene un efecto muy positivo en la remodelación ósea y en la mejora de la resistencia mecánica del hueso.  También es muy efectiva en la reducción del dolor causado por osteoartritis debido a su capacidad de reducir la inflamación.

Extracto de pimienta negra

El extracto de pimienta negra es rico en piperina, un compuesto bioactivo que tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antimicrobianas.

Gracias a su actividad antiinflamatoria, la piperina, es muy efectiva para el alivio de la inflamación, el dolor y otros síntomas de la osteoartritis.

Zinc

El zinc es un metal necesario para el crecimiento y funcionamiento normal del organismo, aunque solo se requieren pequeñas cantidades. A nivel osteomuscular, destaca que contribuye al normal metabolismo ácido-base, al funcionamiento normal de músculos y al mantenimiento de huesos.

Tiene efecto analgésico durante los primero estadios de la inflamación y su efecto antiinflamatorio también es apropiado para el alivio sintomático de ciertas patologías articulares.

Manganeso

El manganeso se encuentra principalmente en los huesos, hígado, riñones y páncreas. Se encuentra en muy poca cantidad en el cuerpo y ayuda a formar el tejido conectivo y los huesos y es muy importante para la absorción del calcio.

Hay evidencias de mejora de los síntomas y de reducción del dolor en la osteoartritis, combinándolo con la glucosamina y la condroitina.

Metilsulfonilmetano

Se trata de un compuesto presente en algunas frutas, verduras, pescado y leche, que es capaz de aportar azufre a través de la dieta y además es altamente biodisponible.

Sus efectos terapéuticos como analgésico y antiinflamatorio son explicables por el aumento de los niveles de enzimas antioxidantes como N-acetilcisteina y glutatión y por el aumento de S.adenosilmetionina y taurina, provocado por el incremento del azufre en forma de sulfato.

Además de actuar como antiinflamatorio y posibilitar la recuperación de células y estructuras de tejido dañadas, mitiga el dolor en procesos inflamatorios en articulaciones, tendones, bolsa senovial, disco intervertebral y otros procesos musculares y del sistema motriz.

Último apunte

Es bueno que introduzcamos en nuestra dieta algunos de estos ingredientes, como, por ejemplo,  la cúrcuma, que es muy desinflamatoria, pero si queremos tener una mayor biodisponibilidad podemos utilizar complementos alimenticios que contengan estos ingredientes.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.