Distintas cuestiones sobre los probióticos y el sistema digestivo

Distintas cuestiones sobre los probióticos y el sistema digestivo

Vamos a empezar por el principio, explicando qué son los probióticos. Según la Organización Mundial de la Salud, los probióticos son microorganismos vivos que cuando se suministran en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo que los recibe.

Resumiendo, si se ingieren en cantidades suficientes pueden mejorar considerablemente nuestra flora bacteriana y el sistema inmunitario.

¿Pueden ser beneficiosos para el sistema inmunitario?

Se cree que los probióticos pueden modular la respuesta inmunitaria intestinal mediante la estimulación de citoquinas y de la producción de inmunoglobulinas en la mucosa intestinal. Parece ser que su capacidad de mejorar la competencia inmunitaria es debida a que los probióticos aumentan la proliferación de linfocitos B que son capaces de detectar la entrada de un determinado patógeno y empezar a producir anticuerpos. De esta forma se impide que el patógeno llegue a producir una infección.

Un probiótico con efectos ampliamente demostrados es el Lactobacillus gasseri KS.13, éste estabiliza la microbiota beneficiosa y mejora la función inmunitaria incrementando la proporción de células NK e IgA, y mejorando además la función intestinal. Su eficacia ha sido comprobada reduciendo notablemente la congestión nasal en pacientes con rinitis alérgica.

Algunos tipos de bacterias probióticas son las bifidobacterias y lactobacilos. Ejemplos de alimentos ricos en probióticos son el yogur, Kéfir, chucrut, chocolate negro, microalgas o tempeh.

¿Probióticos de origen natural o humano?

La mayoría de los probióticos son de origen natural y, a pesar de que su efecto es beneficioso, estos tienen una eficiencia de colonización más baja que las de origen humano. Esto ocurre porque éstas últimas se adhieren mejor a las células epiteliales del sistema digestivo, colonizándolo y aumentando y adelantando los resultados beneficiosos.

Sobre la importancia de tener una buena salud intestinal

El sistema digestivo es esencial para transformar los alimentos en la energía requerida para que el cuerpo pueda funcionar correctamente y, los nutrientes absorbibles necesarios para mantener las células del cuerpo vivas y funcionales. Por esta razón, el sistema digestivo es esencial para el mantenimiento de la homeostasis corporal.

Una dieta equilibrada es necesaria para que el sistema digestivo se encuentre en las mejores condiciones y, por lo tanto, necesaria para tener un pH adecuado, que asegure la funcionalidad enzimática y, así, mantener la diversidad bacteriana y mantener el gradiente de oxígeno y la barrera gastrointestinal.

Distintos estudios revelan que las enfermedades más comunes en el mundo son causadas por problemas en el sistema digestivo. El sistema digestivo está relacionado con otros sistemas corporales, por esta razón es importante cuidarlo y mantenerlo en buen estado.

Hipócrates ya lo sabía y dejó constancia con una frase que ha perdurado en el tiempo: Deja que los alimentos sean tu medicina y que la medicina sea tu alimentación.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.