Alto poder antioxidante

Polifenoles de granada, alto poder antioxidante

Como ya hemos hablado en alguna ocasión, los antioxidantes son una de las piezas clave a la hora de combatir los radicales libres generados por el propio cuerpo, los tóxicos a los que estamos expuestos, el estrés, el insomnio, entre muchas otras cosas.

Dentro de los antioxidantes encontramos los polifenoles, unas moléculas  con gran capacidad antioxidante. No todos los polifenoles son iguales, por eso hoy hemos querido hablar de unos de los más potentes  tanto a nivel antioxidante como a nivel de propiedades, los polifenoles derivados de la granada.

Fran Ballesteros, farmacéutico y formador de Vitae nos habla con más detalle de las propiedades de este ingrediente altamente beneficioso para nuestra salud.

¿Qué beneficios tiene para nuestra salud consumir polifenoles?

El principal beneficio del consumo de polifenoles se basa en su gran capacidad antioxidante frente a los radicales libres. Los radicales libres son moléculas que se generan a diario en nuestro cuerpo de manera normal, pero que fomentan el envejecimiento y la muerte celular. Controlar estos radicales libres nos va a permitir mejorar la calidad de vida y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares o neurodegenerativas, entre otras.

¿Crees que deberíamos incorporarlos en nuestra dieta, prácticamente, a diario?

Tenemos que partir de la base de que los polifenoles se encuentran de manera natural en los alimentos, sobre todo en las legumbres, frutas y verduras. Por lo que una dieta mediterránea nos va a aportar de manera diaria cierta cantidad de polifenoles y antioxidantes. Siguiendo esta línea, podríamos decir que sí, que es importante incorporar cierta cantidad de antioxidantes a nuestra dieta y seguir unas pautas saludables, empezando por introducir en nuestras vidas la maravillosa dieta mediterránea.

¿Todos los polifenoles tienen los mismos beneficios?

Todos los polifenoles, y los metabolitos que de ellos se derivan, tienen carácter antioxidante, por lo que podríamos pensar que todos nos van a ayudar por igual. Pero la diferencia está en sus otras propiedades, por ejemplo, los lignanos pueden ejercer acciones de tipo estrogénico (por ejemplo, las isoflavonas de soja), o los taninos que según el origen y la concentración pueden ser astringentes. Normalmente, en una dieta equilibrada y controlando ciertos alimentos en situaciones concretas no hay porque temer la ingesta de estos componentes.

Háblanos de los polifenoles de granada, ¿por qué son tan especiales? ¿Para qué están indicados?

En las últimas décadas se ha visto que la granada es rica en unos polifenoles concretos, de alta calidad, llamados punicalaginas, que al metabolizarse en nuestro organismo generan unos compuestos de alta capacidad antioxidante que bloquean radicales libres en mayor cantidad que otros polifenoles.

Se ha visto que estos componentes de la granada son efectivos a nivel antioxidante celular, pero también se comportan como antiinflamatorios sistémicos y sobre todo a nivel del endotelio vascular. Según la Sociedad Española de Cardiología tienen un importante efecto beneficioso sobre la arterioesclerosis y la hipertensión vascular.

Me gustaría añadir que la calidad del polifenol no depende únicamente del origen sino              también del proceso de obtención. En este caso es importante que la granada sea sometida a un proceso de fermentación in vivo para que los polifenoles sean más bioasimilables una vez ingeridos por el ser humano, garantizando así una máxima absorción y efecto antioxidante de éstos

A parte de consumir polifenoles, ¿qué pautas deberíamos seguir para acumular menos radicales libres en el organismo?

Tan importante como eliminar radicales libres es evitar que se produzcan en cantidades perjudiciales. Para ello es importante adoptar unas pautas de vida saludable. Como ya sabéis, en vitae apostamos no sólo por productos naturales de calidad sino por un estilo de vida saludable.

Realizar ejercicio de manera regular y apostar por una dieta variada y mediterránea son las bases para evitar que los radicales libres, que generamos de manera natural, sean excesivamente nocivos. Pero además debemos evitar sustancias altamente oxidantes como el alcohol o el tabaco, aparte de otros daños que nos producen.

Por último, no podemos olvidar que la melatonina, una hormona que segregamos de manera natural para inducir el sueño, es altamente antioxidante, por eso es imprescindible tener una buena calidad e higiene del sueño. Dormir las horas necesarias para reparar nuestro organismo, y evitar situaciones de estrés crónico que repercutan en la síntesis de esta hormona, serían de vital importancia para mantener nuestro organismo en buenas condiciones.

Comparte:

Deja una respuesta

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.