fbpx
omega-6 malos para la salud

¿Es cierto que los Omega-6 son malos para la salud?

Escuchamos frecuentemente declaraciones del tipo “¡tenemos que reducir la ingesta de carne roja!” y escuchamos muchas teorías, muy diferentes, sobre qué Omegas son buenos y cuáles no, pero, ¿Qué dice la ciencia?

Ya lo sabemos prácticamente todo acerca de la importancia y los beneficios de los Omega-3. También sabemos que los alimentos que más contienen Omega-3 son el salmón, por ejemplo, pero, ¿Qué pasa con los Omega-6?

En primer lugar, también es un ácido graso esencial y lo obtenemos a través de nueces, semillas y aceites vegetales. Una de las diferencias es que, mientras los Omega-3 son populares antiinflamatorios, los Omega-6 tienen la mala fama de aumentar la inflamación.

Resulta que no es tan simple y las investigaciones han llegado para limpiar la reputación de los Omega-6.

¿Qué dice la ciencia?

La fama negativa de los Omega-6 consiste en que su ingesta tiene efectos inflamatorios, pero la ciencia actualmente tiene dudas sobre esta teoría.

Científicos finlandeses han descubierto que las personas con niveles muy bajos de Omega-6 (ácido linoleico) en sangre tenían niveles más altos de marcadores inflamatorios. Por otro lado, investigadores de Harvard descubrieron que sustituir las grasas saturadas por ácidos grasos Omega-6 puede reducir las probabilidades de enfermedad cardíaca un 19%.

Además, una revisión de 20 estudios, concluyó que las personas con un nivel más elevado de Omega-6 tenían menos probabilidades de tener diabetes tipo 2.

Entonces, ¿los Omega-6 son buenos o malos?

Según el Dr. Jyrki Virtanen, investigador finlandés que estudia la relación entre los Omega-6 y la inflamación, opina que la idea que teníamos acerca de los Omega-6 era demasiado simplista. Sí es cierto que los Omega-6 pueden crear compuestos inflamatorios, debido al ácido araquidónico, pero el cuerpo regula minuciosamente el proceso que convierte los Omega-6 en ácido araquidónico.

En cuanto a los alimentos que deberíamos evitar, Eric Rimm, profesor de nutrición en Harvard, afirma que los estudios a largo plazo muestran que los Omega-6 son unas de las grasas más saludables, sin embargo, sigue siendo recomendable reducir el consumo de alimentos procesados y comer más alimentos frescos e integrales.

No todos los Omega-6 son iguales

Los ácidos grasos Omega-6 incluyen el ácido linoleico (AL), el ácido gamma-linolénico (GLA), el ácido dihomo-gamma-linolénico (DGLA) y el ácido araquidónico (AA).

Todos los ácidos grasos son importantes y tienen sus funciones específicas en el cuerpo, y lo más importante es tener un buen equilibrio tanto de Omega-3 como de Omega-6, de tal manera que el resultado sea antiinflamatorio y ayude a nuestro cuerpo a funcionar perfectamente.

El mecanismo que hace en el cuerpo el GLA (Omega-6), nos ayuda a hacernos una idea de la importancia del equilibrio entre Omega-3 y Omega-6, ya que tener una cantidad adecuada de EPA (Omega-3) es la manera de garantizar que el GLA se transforma en DGLA (Omega-6), con un gran poder antiinflamatorio. De lo contrario, sin Omega-3, los Omega-6 se transformarían en ácido araquidónico y sería proinflamatorio.

Comparte:

Deja una respuesta

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.