Té Matcha: la bebida privilegiada que prolonga la energía y promete ser el elixir de la eterna juventud

La cultura japonesa es conocida por contener alimentos y hábitos de vida que destacan por sus cualidades y beneficios, tanto para la salud,  como para gozar de un aspecto joven y bello.

A principios de 2015 se empezó a poner de moda entre las celebrities un tipo de té verde muy especial que tiene unas cualidades que podríamos denominar casi ‘’miraculosas’’, el Matcha.

Según recogía The Cut, este polvo verde tiene unos 2.500 años y fue descubierto por unos monjes chinos. Más tarde trascendió a la tierra del sol naciente hasta convertirse en una tradición ancestral que se ha mantenido siglos después.

Este tipo de bebida en polvo (Matcha significa literalmente ‘’té en polvo’’) procede de las hojas de té verde molidas, y tal y como recoge Smoda, mientras el té verde se infusiona en agua caliente, los polvos del matcha se añaden al agua caliente, lo que hace que conserve mucho mejor sus propiedades. Otra diferencia que destacan es que en la preparación del té Matcha las hojas se cubren con paños antes de ser recolectadas lo que provoca que crezcan con mejor sabor y textura.

Como consecuencia del boom de esta bebida privilegiada, han surgido marcas y restaurantes donde se ofrecen de las bondades de este té tan apreciado en la cultura japonesa, como por ejemplo, Panatea, Caravelle, Takashi Ochiai o Chalait.

¿Cuáles son esas propiedades que lo hacen tan especial?

Tiene una gran cantidad de antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres lo que, además, lo convierte en un potente antiinflamatorio. También ayuda a reducir el colesterol, es desintoxicante y es un potente (y saludable) energizante. Tal y como explica Smoda, gracias a un aminoácido llamado L-teanina, es capaz de aumentar la concentración y la memoria. Ayuda a cargar las pilas pero no lo hace de la misma manera que el café ya que además aumenta la calma y reduce el estrés.

Su preparación también tiene componentes muy especiales y místicos ya que se focaliza en la ceremonia del té tradicional japonesa.

Lo ideal es tomarlo completamente natural, pero existen variedades para todos los gustos, como por ejemplo el Matcha Latte (con leche como su propio nombre indica) u unos dulces japoneses llamados wagashi.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.