Tomar el sol durante el embarazo: precauciones - Vitae Health Innovation
tomar el sol durante el embarazo

Tomar el sol durante el embarazo: precauciones

El embarazo conlleva muchos cambios en la mujer, tanto en su mente como en su cuerpo. Las embarazadas suelen tener dudas sobre muchas de las tareas y actividades que desempeñaban con normalidad hasta el inicio de la gestación. Una de ellas es si pueden tomar el sol durante el embarazo. Aunque hasta no hace mucho tiempo se creía erróneamente que los baños de sol estaban contraindicados durante el embarazo, nada más lejos de la realidad.

Tomar el sol durante el embarazo es beneficioso, ya que la exposición a la luz solar hace que el organismo aumente la producción de la llamada «hormona del bienestar», la serotonina. También de vitamina D, muy necesaria para ayudar al organismo a absorber el calcio, sustancia necesaria para la correcta formación de los huesos.

Qué hay que tener en cuenta para tomar el sol durante el embarazo

Para tomar el sol sin problemas durante el embarazo hay que observar una serie de precauciones adicionales a las habituales. Esto se debe a los cambios hormonales que experimenta el cuerpo mientras dura el embarazo. Por eso es aconsejable seguir las siguientes indicaciones:

  • No tomar el sol mucho rato seguido. Pasar periodos cortos de tiempo recibiendo la luz del sol de manera directa no es aconsejable. Es preferible protegerse, caso de estar en la playa, bajo una sombrilla. Si se toma el sol en la montaña o en una zona con árboles, mejor buscar la sombra pasados como mucho unos 20 minutos.
  • Utilizar crema o spray solar con un factor de protección superior al 50, y aplicarla un rato antes de ponerse a tomar el sol. No hay que olvidarse de repetir la aplicación cada dos horas. Y hay que evitar tomar el sol en las horas centrales del día, especialmente entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde.
  • Utilizar un sombrero o una gorra para proteger del sol no sólo la cabeza, sino también la cara. Los cambios hormonales durante el embarazo hacen que en cualquier momento de la gestación pueda aparecer una mancha oscura en el rostro, denominada cloasma. El sol potencia su aparición, por lo que hay que cuidar la protección de la cara.
  • Hay que vigilar especialmente la hidratación, para evitar los golpes de calor. La temperatura del cuerpo sube durante el embarazo, por lo que hay que tener precaución para evitar que suba excesivamente

Cubrir o no la barriga: el dilema

Muchas embarazadas piensan que es más recomendable cubrirse la barriga mientras toman el sol, por lo que es habitual ver mujeres gestantes en bañador, y menos corriente verlas en bikini. En realidad, no hay ningún peligro para las embarazadas que decidan tomar el sol con la barriga al descubierto, siempre y cuando se sigan los consejos que acabamos de mencionar para protegerse de la luz solar.

Lo único que hay que tener en cuenta si se decide tomar el sol con la barriga descubierta es que la línea alba, una línea que recorre la tripa verticalmente y llega hasta el ombligo, puede oscurecerse si se expone al sol, aunque esto no resulta dañino para el bebé, que está siempre perfectamente protegido y con la hidratación necesaria.

Comparte:

Deja una respuesta

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.