Cómo mantener nuestra zona íntima en buenas condiciones

Sí, el órgano genital femenino requiere de unos cuidados y necesidades especiales que no tenemos que olvidar.

A lo largo de la historia, las mujeres hemos mimado poco a este órgano tan fascinante como desconocido al mismo tiempo, pero igual que dedicamos muchos esfuerzos y cuidados a otras partes del cuerpo, como por ejemplo la piel, ¿Por qué no lo hacemos con la vagina?

En un solo artículo no hay espacio suficiente para filosofar sobre esto, por eso vamos a ser más prácticos y os vamos a dar unos cuantos consejos para tener nuestra zona íntima estupenda.

¿Jabón especial si o no?

Cada parte de nuestro organismo tiene su ph y, como no podía ser menos, nuestra vulva también. Si utilizamos el mismo jabón que para el cuerpo lo más probable es que no nos pase nada, pero de la misma forma que usamos un jabón especial para la cara también es bueno que hagamos lo mismo con nuestra zona íntima. Así la mantendremos sana y cuidada.

Hidratación

Dependiendo de nuestro nivel de lubricación, podemos utilizar productos específicos durante las relaciones sexuales y así no forzamos e irritamos la zona.

Ir al baño después de las relaciones sexuales

Todas hemos oído hablar del mito de hacer pis después de mantener relaciones sexuales. Totalmente cierto. Nos ayuda a no coger infecciones de orina, ya que durante el sexo algunas bacterias pueden desplazarse a la uretra.

Poner atención a la forma en que nos limpiamos

Parece una obviedad pero mucha gente lo hace mal. Hay que hacerlo de delante hacía atrás, primero empezando por la zona trasera y luego la delantera, pero siempre en esta dirección.

Fuera humedad

Otra de las cosas que seguramente habremos oído mil veces es que siempre tenemos que intentar mantener nuestra zona íntima seca, es decir, sin humedades. Por eso es recomendable secarse a conciencia después de ducharse, no dejarnos el bañador mojado etc.

Ropa

Tenemos que intentar, en la medida que podamos, utilizar ropa interior de algodón y lo menos ajustada posible, sobre todo si tenemos tendencia a coger infecciones.

Ejercicios de Kegel

Cuando antes empecemos a ponerlos en práctica mucho mejor. Si se hacen con las bolas chinas vamos a potenciar sus efectos, así que mejor. Básicamente sirven para ejercitar a nuestra vagina y mantener sus músculos fuertes y tersos.

Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.