luchar contra el estrés

5 trucos para luchar contra el estrés y sus consecuencias

La palabra estrés no nos resulta ajena. Los motivos que pueden llevar a sufrirlo pueden ser muy variados. Hay varios trucos que puedes utilizar para luchar contra el estrés.

El exceso de trabajo, una situación familiar complicada, problemas personales… Todas estas causas nos pueden provocar estrés. La buena noticia es que el estrés es algo temporal. Sus efectos no pasan desapercibidos: cansancio, pérdida de energía y de concentración, nervios, insomnio, etc.

Qué hacer para luchar contra el estrés

Da igual si lo causa una situación laboral como algún problema familiar o personal. El estrés puede ser la fuente de problemas de todo tipo: nervios, irritabilidad, cansancio, problemas digestivos, etc. Para luchar contra el estrés es aconsejable seguir unas sencillas pautas. Éstas no sólo ayudarán a desahogarse y liberar tensiones, sino que varias servirán además para mejorar la comunicación con compañeros y familiares. También para evitar la sensación de fatiga y pérdida de energía que produce:

  • Intentar controlar los nervios – En situaciones de estrés, perder los nervios y no reaccionar de forma adecuada es bastante frecuente. Antes de nada hay que ser consciente de lo que pasa e intentar controlarse. También es importante no echarse la culpa de lo que pasa. Hay que tener siempre en mente que lo que está ocasionando el estrés desaparecerá en un tiempo.
  • Buscar apoyo en otras personas – Hablar con gente cercana es muy beneficioso en estos casos, tanto en el plano personal como laboral. Conviene tener cerca a un familiar o a un amigo o compañero de trabajo. Es importante contar lo que sucede y pedir consejo si no se sabe muy bien cómo actuar. En caso de que el problema sea relacionado con el trabajo, puede ayudar también hablar con el jefe y explicarle la situación para tratar de encontrar una solución.
  • Adquirir algún hábito saludable – La realización de alguna actividad ajena al foco del problema que aporte bienestar es una gran fuente de relajación. Por ejemplo, acudir al gimnasio dos o tres veces por semana. También salir a pasear con amigos, practicar natación de forma regular, etc.
  • Tomar medidas para neutralizar sus efectos físicos – Como hemos comentado, el estrés puede ocasionar cansancio. También pérdida de concentración, sensación de pérdida de fuerzas, etc. Para contrarrestarlos, es importante mantener una alimentación equilibrada y saludable. En caso de que estas sensaciones sean bastante acusadas, complementarla con algún complejo alimenticio, como Reconnect, que entre otros componentes incluye Vitamina C y coenzima Q10.
  • Tratar de relajarse – Aprender técnicas de relajación puede ayudar a luchar contra el estrés con menos esfuerzo mental. También la práctica de alguna actividad que obligue a la mente a desconectar: hacer yoga o meditar un rato a diario. Leer un buen libro, jugar con los niños o apuntarse a clases de alguna actividad que resulte atractiva.
Comparte:

Deja un comentario

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.