fbpx

Crónica Marató de Barcelona 2016 – Aida Pintó (triatleta Vitae)

Domingo 13 de marzo de 2016; Avinguda Maria Cristina, Barcelona, 8:30 am, temperatura 5ºC.

Más de 20 mil personas esperando para correr 42,195km. Más de 20mil historias distintas con un objetivo común; terminar la temida distancia de Filipides. Entre ellas la mía, la historia de una chica normal como otra, que trabaja de lunes a viernes (algunos findes incluidos) y que hace malabares para sacar las horas para poder afrontar ese reto y aun así también cumplir con el resto de obligaciones de su vida; pero con el gran sueño de ser otra “maratoniana” más algún día!

Casi 6 meses de preparación, combinando bicicleta, natación, carrera a pie y gimnasio (pues debo recordar que mi modalidad deportiva es el triatlón y no descuidarla en detrimento de la carrera a pie). 6 meses con días fáciles, días difíciles y días horrorosos, pero sin saltarme ni un entreno. Viviendo de una ilusión; cruzar esa línea de meta. Camino que se ha complicado los últimos meses con una lesión de rodilla que me obligó a detener el impacto unas semanas y confiar en la maquina elíptica (donde no hay impacto pero se simula la carrera a pie) para seguir andando hacia mi objetivo. Camino lleno de dudas y miedo por esa lesión, donde pase de la confianza máxima a la duda extrema, pero siempre continuando adelante gracias a mi ilusión. Y gracias a ella y la ayuda de mi gran medico el Dr.Brotons y mi entrenador que nunca dejo de confiar en mi (además de mi pareja y familia, piezas claves en todo este camino) conseguí volver a correr, retomar la confianza poco a poco y aun llevando la mitad de entreno y km que la mayoría (tirada larga de no más de 18km…Cuando debería ser de 30!) poder ponerme ese dorsal.

Marató vitae

Y el premio de dicho esfuerzo y constancia fue el poder correr esos 42,195km con una inmensa sonrisa en la cara que no me abandonó en ningún momento, con un público volcado completamente y junto a miles de otras personas con la misma ilusión. El muro? No se no lo note. O igual paso desapercibido pues mi felicidad era más fuerte que él, al igual que el dolor de piernas, el cual pasó a un segundo plano. Y todo terminó en esa recta final a meta, donde después de más de 3h muy largas y con lágrimas en los ojos crucé esa línea de meta, culminando así mi sueño y colgándome con mucho, muchísimo orgullo esa tan preciada medalla “Finisher”.

Y si, podría haber explicado la carrera, en sus distintos puntos quilométricos haciendo más la típica “crónica”, pero hoy tres días después aún sigo viviendo en una nube de alegría y solo puedo transmitir mis sensaciones “sentimentales” durante; quizá en unos días tenga otra visión más objetiva pero creo que para saber que es una maratón y que pasa en sus distintos puntos, se tiene que vivir, no te lo pueden explicar!!

Dar las gracias a Vitae por todo el apoyo con sus productos tanto durante la preparación en los meses previos, donde es importantísimo tener una buena suplementación nutricional, así como durante, ya que gracias a su producto estrella el VitaNADH Express combinado con una buena hidratación a base de agua e isotónico y nutrición con geles y fruta, me permitió tener energía durante toda la carrera.

Ahora a por otro reto!!!

 

Aida Pintó

Comparte:

Deja una respuesta

Algunos comentarios se contestarán en privado por un asunto de confidencialidad de datos personales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.