Sueño y bienestar

Estar en paz y armonía con uno mismo y el entorno no solo significa sentirse bien, sino que también es sinónimo de serenidad, mejor rendimiento, mejor humor y una gestión del estrés mucho más eficiente. En definitiva, cuando gozamos de equilibrio emocional, afrontamos la vida a de una forma más positiva y productiva.
En determinados momentos el estrés y la ansiedad se apoderan de nosotros y surgen alteraciones como por ejemplo, cansancio, nerviosismo e insomnio. Es importante controlar estos episodio recuperando la calma y el sueño reparador.