Detox

El organismo cuenta con sus propios mecanismos de detoxificación y depuración, ya que, constantemente tiene que enfrentarse a una gran cantidad de toxinas. Debido a la sobrecarga de sustancias tóxicas a las que estamos expuestos, estos sistemas pueden saturarse y no realizar su función correctamente. Es así como algunas de las toxinas dejan de ser eliminadas y empiezan a provocar daños en las células dando lugar a cambios en la forma y/o función.